Principal

3 cosas que debes saber antes de hacer un retiro espiritual

Time

3 minutos de lectura

Seguramente ya lo sabes, pero por si no, un retiro espiritual es una práctica donde un grupo de personas se aleja por un tiempo de los asuntos materiales y las obligaciones para dedicarse a meditar. El retiro espiritual es una forma de acercarse a la divinidad o a uno mismo a través de la concentración intensa, la relajación y la oración.

 

El retiro espiritual se considera una herramienta para lograr beneficios espirituales como fortalecer la fe y permitir que se convierta en una guía de vida. Los retiros se realizan en espacios donde impera el silencio, alejados del bullicio de las ciudades, pues es necesario que las personas estén lo más posible en soledad para que puedan escucharse a sí mismas.

 

Por lo general se llevan a cabo charlas y meditaciones en común, guiadas por algún maestro espiritual. Algo importante es que también se busca fomentar el contacto con la naturaleza. Los retiros pueden tener una duración de fin de semana, semanas o meses enteros.

 

El importante guía espiritual Andrew Holecek te recomienda tener el cuenta lo siguiente si estás pensando en realizar un retiro de más de 1 mes:

 

1) Prepárate con anticipación. La meditación es una herramienta de sabiduría mediante la cual asimilas las enseñanzas. Estudia y medita antes de entrar al retiro, comprende lo que estás a punto de hacer y por qué. Con cada meditación, pregúntate qué significa realizar esta práctica. Prepárate para enfrentar lo que vendrá y sobre todo, lo que permitirás que se vaya de ti y que no te sirve.

 

2) No tengas expectativas concretas. Cada experiencia es diferente a las demás, incluso si ya has ido en otras ocasiones, así que déjate llevar y confía en lo que esté por venir. No tengas expectativas específicas, ya que lo que sea que pienses que sucederá probablemente no lo hará. Prepárate para aceptar lo que sea que surja, y recuerda que la meditación está habituada a la apertura. Si nada ocurre, está bien. Si todo ocurre, eso también está bien.

 

3) Trabaja duro, pero no demasiado duro. Es fácil volverse complaciente en un retiro largo. Recuerda que esta experiencia también puede resumirse en una palabra: relajación. Como dijo Milarepa, "apresúrate lentamente". Celebra la disciplina y diviértete.


Y por último, recuerda que incluso la meditación no es el punto; el cultivo de la bondad y la compasión son el verdadero punto. Si no te vuelves más amable, quizá hay algo que haces mal.

 

Los primeros momentos de un retiro suelen ser extraños, incomprensibles y hasta incómodos, e incluso podrías sentir la urgencia de salirte de allí. A este respecto, la recomendación es tener paciencia, abrir tu corazón y buscar la conexión profunda contigo mismo y con tu propia guía espiritual. Permite que sea ella quien dirija tus pasos, y no te arrepentirás. Vive la experiencia.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh