7 principios de la filosofía zen aplicados a las finanzas

Harmonía / 2017-04-27

En su famosa obra Ensayos sobre budismo zen, D. T. Suzuki explica: "Zen en esencia es el arte de ver la naturaleza del propio ser y señalar el camino desde la esclavitud hacia la libertad". Se trata de una filosofía práctica que busca aceptar el mundo con todos su sufrimientos y alegrías, buscando eliminar la realidad y la resistencia y fortaleciendo el espíritu. Es por eso que podemos utilizar sus principios básicos en cualquier aspecto de nuestra vida, para superar la adversidad y mantener la calma y el equilibrio hasta salir triunfantes. 

 

También lee: ¿Qué es el zen? Una introducción a esta ejemplar filosofía budista

 

Aplicar los principios de la filosofía zen a las finanzas puede traernos muchos beneficios, pues en tiempos tan económicamente inciertos como los actuales, lo más sensato es aprender a tomar las cosas con calma y reflexionar nuestras acciones en lugar de dejarnos llevar por la especulación o el temor. Te dejamos estos siete principios básicos del zen, enfocados al manejo de nuestros recursos y negocios.

 

1. Kanso: ordena

Pon en orden tus ideas, tu entorno y tus objetivos. Todo lo que no se encuentre en orden se convertirá en un obstáculo. Sobre todo, tómate el tiempo de ordenar y planificar tus gastos.

 

2. Fukinsei: integra

El espacio recreativo y el espacio de los negocios no tienen por qué estar separados, conjunta tu tiempo libre con tus planes de negocios. Trata de mantener el equilibrio entre lo personal y lo financiero.

 

3. Shibumi: simplifica

Trata de hacer las cosas de la manera más sencilla posible, no te compliques, no hagas planes demasiado elaborados o complejos. Mantenlo simple.

 

4. Yugen: sé sutil

Recuerda que, siempre, menos es más. Busca negocios que estén centrados y tengan propósitos claros, no compres humo ni ideas que suenan maravillosas pero que no están aterrizadas.

 

5. Shizen: sé honesto

Nunca engañes a nadie ni hagas negocios "chuecos", tarde o temprano toda práctica deshonesta vuelve a nosotros multiplicada. Mantente recto y sé abierto respecto de tus gastos e ingresos.

 

6. Datsuzoki: cultiva el asombro

A pesar de que es importante mantener las cosas simples, no dejes de asombrarte y de emprender. Busca ideas nuevas y sorprendentes, no permitas que los negocios se vuelvan aburridos. Diviértete.

 

7. Seijaku: reflexiona

Date tiempo a solas para reflexionar sobre tus negocios. La filosofía zen se trata principalmente de prestar atención, las respuestas que buscas se te revelarán si guardas un poco la calma.

 

Quizá también te interese: Consejos de un monje budista para limpiar tu hogar

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: