Estos son los beneficios de la meditación orgásmica para los hombres

Harmonía / 2017-06-16

En la meditación orgásmica el orgasmo se dilata, se convierte en un merodeo de éxtasis. El clítoris es tocado como un complejo instrumento, recorriendo sus diferentes notas durante unos 15 minutos de placer lento pero creciente en intensidad, sin caer en el abismo del clímax, extendiendo la experiencia holística del orgasmo. Cada sensación se respira y se disfruta.


Si bien esta técnica parece ser sumamente placentera para las mujeres (y con ella vienen numerosos beneficios para la salud), la creadora Nicole Daedone sugiere que es también muy benéfica para los hombres que la practican. 


Según la gurú del sexo lento, al realizarla, el hombre también forma conexiones cerebrales que se activan en la sincronía de sus dedos con su respiración y la de su pareja, una especie de éxtasis empático.


El periodista Peter von Ziegesar, quien asistió a una sesión de meditación orgásmica, sugiere que el hombre recibe el beneficio obvio de conocer más del clítoris y aprender a tocarlo como si fuera un instrumento musical. Una maestría en el éxtasis femenino.


Pero hay otro beneficio menos obvio. La meditación orgásmica coloca a las dos personas en un punto de vulnerabilidad y conexión que contrasta con el aislamiento de las interacciones digitales, en las que las conexiones suelen ser poco profundas. Mientras que en las redes sociales hablamos mucho y manifestamos opiniones de cualquier cosa, la meditación orgásmica --sesiones en las que a veces personas que no se conocen tienen este momento de intimidad-- se trata de tocarse sin hablar casi (sólo gemir o dirigir un poco la velocidad o intensidad). En el silencio del orgasmo extendido hay una oportunidad de conectar de una forma más profunda y entrar a una dimensión de placer, placer de un dar que es recibir.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar