Principal

Haz realidad el viaje de tus sueños, no esperes más

Time

Menos de 7 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Pasos para hacer realidad el viaje de tus sueños

  • Check
  • Consejos para que ese viaje sea una grata experiencia

¿Cuál es el viaje de tus sueños? Algunos sueñan con ir a un viaje de aventura en medio de la naturaleza; otros, prefieren los destinos ricos en cultura y tradición; algunos más, buscan experiencias espirituales; y otros prefieren recorrer las calles de las grandes urbes. Seguro hay un lugar, sin importar cómo sea o dónde esté, que te encantaría conocer.

 

Muchas veces, estos viajes se suelen ver como algo lejano y difícil de alcanzar, principalmente porque suele tratarse de sitios lejanos, que requieren realizar un vuelo de varias horas y donde es necesario permanecer durante varios días, para que valga la pena la travesía y tener la oportunidad de conocer lo más posible del lugar.

 

Sin embargo, hacer realidad el viaje de tus sueños es posible y no es tan complicado como piensas. Lo que sí es que necesitas tener orden y disciplina para ahorrar y planear todo con suficiente tiempo de anticipación. 

 

Estos consejos te ayudarán a dejar de postergarlo y empezar a planear en serio ese viaje tan anhelado. 

 

Elige bien tu destino

El viaje de tus sueños tiene que ser tuyo, para que en verdad te esfuerces por hacerlo y realmente lo disfrutes. Por ello, te recomendamos elegir un lugar que te atraiga, sin dejarte llevar por modas o por lo que la gente que conoces ha hecho o quiere hacer.

 

Por ejemplo, si amas la naturaleza, seguro disfrutarás un viaje por los países nórdicos, que están llenos de hermosos paisajes e increíbles escenarios naturales, además de que cuentan con amplias regiones en las que es posible disfrutar de las auroras boreales. 

 

Si lo tuyo son los animales, en Sudáfrica puedes admirar a los grandes felinos, entre otros animales de la sabana, en su hábitat natural; o bien, visita a los gorilas en Uganda; a los perezosos en Costa Rica; o dirígete al Ártico Canadiense para ver osos polares y belugas. Australia es otro buen destino, gracias a su riqueza natural y a lo variado de su fauna.

 

Para quienes buscan experiencias espirituales, algunos de los destinos más socorridos se encuentran en India, Israel y el Tíbet. Y si además de lo espiritual te interesa conocer más sobre las culturas y civilizaciones antiguas, puedes visitar diversas regiones de Grecia, las pirámides de Egipto, la Muralla China y Machu Picchu, en Perú. O sin ir más lejos, la Riviera Maya en México está llena de cultura, atractivos naturales y zonas arqueológicas.

 

Cuando el destino es significativo para ti y sabes por qué y para qué quieres ir allá, será más fácil que decidas en qué temporada ir y te mantendrás motivado para ahorrar y realizar toda la planeación. 

 

Investiga todo lo que puedas sobre ese lugar

Además de aquello que te resulta más atractivo del lugar que planeas visitar, averigua cuáles son sus principales puntos de interés para que decidas cuáles quieres conocer y así puedas estimar el tiempo que necesitarás permanecer allá y armar un itinerario tentativo.

 

También investiga si para ingresar al país sólo necesitas tu pasaporte o algún tipo de visa o documento adicional. Hay países que piden como requisito de ingreso la aplicación reciente de algunas vacunas, checa si es el caso y considera el tiempo de anticipación con el que deberías aplicarlas.

 

Adicionalmente, sería bueno que, antes de llegar a tu destino, conozcas un poco sobre él, su historia, cómo es la gastronomía, su gente, su contexto, si tienes leyes que son desconocidas para ti y que es importante que tengas presentes, etcétera.

 

Haz un presupuesto y empieza a ahorrar cuanto antes

Investiga el costo aproximado de los vuelos hacia tu destino, infórmate sobre el tipo de hospedaje y sus tarifas, así como del costo promedio en alimentos, atracciones y entretenimiento.

 

Con los datos que obtengas y según el tiempo que desees permanecer en el lugar, puedes crear un presupuesto preliminar para tener un estimado de la cantidad que necesitas ahorrar. No olvides considerar los gastos en souveniers, porque seguro habrá cosas que querrás comprar.

 

Una vez que calcules la cantidad que necesitas para realizar el viaje, revisa tus finanzas personales para establecer una meta de ahorro mensual o quincenal que puedas cumplir sin sentirte presionado y sin comprometer el dinero que debes destinar para tus gastos fijos. 

 

Una alternativa para ahorrar más fácilmente es abrir una cuenta de ahorros separada de la que ya tienes, la cual estará destinada exclusivamente para tu viaje. Para mantener la motivación, cada vez que hagas un depósito a esa cuenta imagínate cómo será ese viaje y lo mucho que vas a disfrutarlo.

 

Para administrar mejor tu dinero, te sugerimos usar tu tarjeta American Express para cubrir aquellos gastos que puedan representar un desembolso mayor, como vuelos y hospedaje, ya que cuentas con la opción de tener pagos flexibles que puedes adecuar a tus necesidades. 

 

Sólo confirma cuál es el monto mínimo para que tu pago aplique en esta modalidad, y establece la cantidad que mejor se adapte a tu presupuesto, sin afectar tus finanzas.  

 

Planea tu viaje con anticipación

En cuanto sepas en qué mes o temporada deseas viajar, comienza a cotizar vuelos y hospedaje, y reserva con anticipación para conseguir tarifas más accesibles. 

 

Checa y compara si te conviene más adquirir todo por tu cuenta o contratar alguno de los paquetes que ofrecen las agencias de viajes. Y si encuentras alguna promoción atractiva y que te convenga, no lo dudes y tómala.

 

Lo ideal es reservar alrededor de dos o tres meses antes de tu fecha de viaje. Y lo mejor es que tienes la facilidad de consultar y comparar toda la información en línea y ahí mismo hacer tus reservaciones, sin importar en dónde te encuentres.

 

Si compras en línea, verifica que los sitios a los que accedas sean seguros antes de ingresar tus datos personales o bancarios. Si vas a utilizar tu tarjeta Amex, puedes tener la tranquilidad de que su sistema inteligente es capaz de identificar cambios en tus patrones de compra para detectar posibles fraudes. Así puedes estar tranquilo y sentirte respaldado mientras planeas la aventura de tu vida. 

 

Si piensas rentar un coche, tomar trenes, autobuses y vuelos locales, también es recomendable reservar con anticipación, pues puedes encontrar mejores precios, además de que aseguras el servicio para cuando lo necesites. Lo mismo ocurre con las entradas a las atracciones y eventos que sean de tu interés.

 

Te puede interesar: La planeación de un viaje hace la diferencia

 

Mantente motivado

Ahorrar lo suficiente para realizar el viaje de tus sueños puede tomar tiempo y en el camino podrías perder la motivación.

 

Para evitarlo, además de mantener siempre presente lo mucho que deseas conocer ese lugar, te sugerimos crear un tablero (puede ser un pizarrón o un corcho) donde pegues todo lo que te gusta del destino al que vas a viajar.

 

Coloca el tablero en el lugar más visible de tu recámara u oficina, para que todos los días te visualices en los escenarios que retratan las imágenes que elegiste y así te esfuerces más para alcanzar tu meta en el plazo establecido.

 

Aprovecha los beneficios de tu Amex. No vivas esta temporada decembrina sin ella.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh