Principal

4 beneficios espirituales que te otorga viajar

Time

Menos de 3 minutos de lectura

Viajar es una de las experiencias más completas e increíbles que se pueden vivir. No sólo por la emoción que implica conocer nuevos entornos, costumbres y culturas, sino por los retos que representa y que, al enfrentarlos, se convierten en enseñanzas y en herramientas de crecimiento personal. Aquí hay cuatro pensamientos que no debes perder de vista al momento de comenzar a planear un viaje y cuando ya estás en él:

 

1) Viajar es bueno para tu salud mental. Viajar es cambiar de aires, literalmente, aunque sea por un lapso momentáneo. Cambiar de aires es darse la oportunidad de mirar con nuevos ojos lo que te rodea. Si en algún momento de tu vida has tenido problemas de ansiedad o depresión, sin duda un viaje es la mejor terapia para superarlos. Un viaje te hace enfrentar y cuestionar tus miedos, y también es una forma de poner a prueba tu capacidad de hacerle frente a la novedad y al cambio.

 

 

2) Viajar te conecta contigo y con tu entorno. Un viaje te da un respiro y un descanso de todo. Te permite conectar profundamente contigo y a la vez, con el nuevo entorno que te rodea. Fomenta la reflexión en este espacio y agradece el poder haberlo hecho. Date cuenta de lo que lograste: un viaje es la representación de la libertad, de lo libre que eres. Puedes combinar tu viaje con otras prácticas de autoconocimiento, como el yoga, para convertirlo en una experiencia de regeneración emocional y espiritual.

 

 

3) Viajar te da historias que contar. No hay mejor opción que un viaje para llenarte de historias y aprendizajes que te hacen crecer y, en definitiva, que puedes transmitir a los que te rodean. Un viaje es enriquecimiento personal y anecdótico. Todo lo que vivas te dará una enseñanza y cambiará tu concepción del mundo al abrirte a nuevos espacios, no sólo geográficos sino de pensamiento.

 

 

4) Viajar no es un lujo, es una necesidad. Evita pensar que los viajes son un lujo donde se gasta mucho dinero. Tu viaje será como quieras que sea, y si tu plan es conocer, disfrutar, caminar y relajarte, el dinero no tiene que destinarse en cosas o actividades que no necesitas. Puedes emprender viajes increíbles “de mochilero”, incluso a otros países. El reto es salir de tu zona de confort y permitirte vivir aventuras irrepetibles. Una experiencia así puede fomentar tu madurez y ambición de manera positiva.

 

 

Un viaje proporciona experiencias invaluables, y cuando se combina con prácticas de desarrollo personal como meditación e introspección, en definitiva te llevará a conocerte mucho mejor que antes. ¿Te animas a tomar la mochila e ir hacia la aventura?


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh