Principal

4 efectivos remedios para reparar el cabello dañado

Time

Menos de 3 minutos de lectura

Hay muchas cosas que pueden afectar el cabello, como la humedad del ambiente, nuestra alimentación, los niveles de estrés, el uso de secadoras de cabello o planchas, y un largo etcétera. Lucir una cabellera sana y rozagante puede resultar todo un reto, especialmente si has expuesto tu cabello a cambios de imagen que involucran procesos de decoloración y aplicación de tintes. Si tienes el cabello teñido, es especialmente importante que hagas un esfuerzo adicional para ayudarle a tu cabello a mantener su salud. Estas son algunas formas de reparar el cabello dañado:

 

1. Aceite de oliva

Si quieres empezar a sanar tu cabello ahora mismo y no tienes un producto especializado a la mano, puedes ir a la cocina y echar mano de un poco de aceite de oliva. Vierte 1/2 taza de este aceite en un recipiente y caliéntalo un poco, pero ten cuidado de que no hierva. Luego, verifica la temperatura (no debe estar demasiado caliente, porque puede quemarte) y aplícalo suavemente sobre tu cabello. Puedes cubrirlo con una gorra de plástico y una toalla durante 45 minutos, antes de enjuagarlo todo.

 

2. Omega 3

Consumir aceites omega 3 puede ser muy beneficioso para tu salud en general, pero es especialmente bueno para tu piel y cabello. Estos ácidos grasos estimulan el crecimiento del cabello, contrarrestan la resequedad y añaden brillo. También ayudan a que tu cabello se mantenga fuerte, evitando su caída.

 

3. Vinagre de manzana

Combina una cucharada de vinagre de manzana con dos cucharadas de aceite de oliva y las claras de tres huevos. Mézclalo todo y aplícalo sobre tu cabello. Manténlo cubierto con una gorra de plástico durante 30 minutos. Luego lávalo y enjuágalo. No olvides aplicar un poco de acondicionador al final del proceso.

 

Te puede interesar: 5 jabones que te ayudarán a eliminar el acné

 

4. Aceite de sándalo y jojoba

El aceite de jojoba ha sido utilizado por generaciones para el cuidado y reparación de la piel de los daños sufridos por la inclemencia del clima. Antes de la  llegada de los europeos, los habitantes originarios de Norteamérica consideraban el aceite de jojoba como un restaurador del cabello y la piel. Mezcla unas gotas de aceite de sándalo con el equivalente de aceite de jojoba. Frótalo entre las palmas de tus manos y aplícalo con tus dedos a tu cabello desde la raíz hasta la punta.

 

Con información de Web MD


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh