Principal

12 propósitos saludables para 2020 que sí puedes cumplir

Time

7 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • 12 propósitos para una vida saludable

  • Check
  • Cambia de hábitos de manera paulatina y constante

El inicio de año representa para muchas personas el comienzo de una nueva oportunidad. Para algunos, esto significa establecer objetivos de salud, como perder peso, seguir una dieta más saludable y comenzar una rutina de ejercicios.

 

Sin embargo, la mayoría de las veces, los propósitos de salud y bienestar son altamente restrictivos e insostenibles, lo que lleva a la mayoría de las personas a abandonarlos en unas pocas semanas. Es por eso que los propósitos se repiten año tras año.

 

Para romper ese ciclo, es importante tener propósitos que no sólo mejoren la salud sino que también se sigan de por vida. Aquí algunas sugerencias de lo que debe estar en tu lista: propósitos para el año que viene y para siempre.

 

1. Come más alimentos saludables

Una de las formas más fáciles y sostenibles de mejorar la salud general es comer más alimentos saludables, como verduras, frutas, nueces, semillas, granos integrales y pescado, que contienen una gran cantidad de nutrientes que tu cuerpo necesita para un óptimo funcionamiento.

 

En diversas investigaciones se muestra que seguir una dieta basada en alimentos saludables puede reducir significativamente los factores de riesgo de enfermedades cardiacas, peso corporal y los niveles de azúcar en la sangre, así como disminuir el riesgo de ciertas enfermedades, como la diabetes tipo 2.

 

Puedes agregar más alimentos saludables a tu dieta de manera paulatina pero constante. No te preocupes por comer sólo ensalada, pero intégrala poco a poco todos los días.

 

2. Siéntate menos y muévete más

Ya sea por tener un trabajo sedentario o simplemente por estar inactivas, muchas personas permanecen sentadas más de lo que deberían. Sentarse demasiado puede tener efectos negativos en la salud. De hecho, se relaciona con un mayor riesgo de mortalidad.

 

Hacer el propósito de sentarse menos es algo fácil de cumplir, que puede adaptarse a tu estilo de vida rápido. Por ejemplo, si tienes un trabajo de escritorio que requiere largos períodos sin pararte, camina 15 minutos a la hora de la comida o levántate y camina 5 minutos cada hora.

 

3. Reduce el consumo de bebidas azucaradas

Reducir el consumo de bebidas azucaradas es una buena idea si consideras que las bebidas azucaradas se relacionan con un mayor riesgo de obesidad, hígado graso, enfermedades cardiacas, resistencia a la insulina y caries en niños y adultos.

 

Si bien dejar de beber bebidas azucaradas siempre es una opción, minimizar gradualmente su consumo puede ayudarte a dejar de beberlas de forma definitiva.

 

4. Duerme mejor

El sueño es una parte esencial de la salud en general, y la falta de sueño puede tener graves consecuencias, por ejemplo, puede causar aumento de peso, enfermedad cardiaca y depresión.

 

Si conciliar el sueño es un problema para ti, es importante revisar tus horarios y estilo de vida para determinar las mejores formas de mejorar la cantidad y la calidad de tu sueño. Disminuir el tiempo de pantalla antes de acostarte, reducir la luz en tu habitación, reducir el consumo de cafeína y acostarte a una hora razonable son algunas formas simples de mejorar la higiene del sueño.

 

5. Encuentra una actividad física que disfrutes

Cada año nuevo, se llenan los gimnasios y parques de buenos propósitos, pero en pocas semanas disminuye el flujo de personas considerablemente. Aunque la mayoría de las personas comienza con fuerza, no convierten su nueva rutina en un hábito duradero.

 

Aún así, puede aumentar las posibilidades de que los propósitos de aptitud física se mantengan. Para comenzar, elige una actividad que te guste y que se ajuste a tu horario con facilidad. No tiene que ser un gimnasio o una clase, puedes dar una caminata de media hora al salir del trabajo, trotar o andar en bicicleta por las mañanas y si es tu gusto y tienes tiempo, puedes acudir a un club deportivo donde puedes hacer muchas actividades más.

 

Es necesario establecer metas a corto plazo, objetivos que puedas cumplir en poco tiempo y después de cumplir los primeros puedes ir por más. 

 

6. Cocina más

En una investigación se muestra que las personas que cocinan más, tienen una mejor calidad de dieta y menos grasa corporal que las personas que comen fuera. De hecho, un estudio en 11 mil 396 adultos encontró que aquellos que comían cinco o más comidas caseras por semana tienen 28% menos de probabilidades de tener sobrepeso, en comparación con aquellos que comen menos de tres.

 

Si eres del grupo de personas que consumen poca comida hecha en casa, empieza con una por semana y aumenta la frecuencia poco a poco, hasta que la mayoría de la comida que consumas sea casera. 

 

7. Pasa más tiempo afuera

Pasar más tiempo al aire libre puede mejorar tu salud, pues alivia el estrés, eleva tu estado de ánimo e incluso baja la presión arterial. Pasar más tiempo al aire libre todos los días es un objetivo sostenible y saludable que puede beneficiar a la mayoría de personas, sin importar dónde vivan.

 

No importa si es un bosque o un parque, busca estar en contacto con la naturaleza por lo menos una vez cada semana.

 

8. Reduce el tiempo de pantalla

Muchas personas dependen de sus teléfonos y computadoras para el trabajo y el entretenimiento. Sin embargo, pasar demasiado tiempo en dispositivos electrónicos, particularmente en las redes sociales, se relaciona con depresión, ansiedad y soledad.

 

Establece un propósito para reducir el tiempo que pasas en las redes sociales, frente a la televisión o con videojuegos para mejorar tu estado de ánimo y tu productividad.

 

9. Prueba la meditación

La meditación es una buena forma de buscar el bienestar mental. Puede ser particularmente útil para las personas que tienen ansiedad o depresión. Probar esta práctica es un propósito perfecto para el siguiente año porque hay muchas formas de meditar, y es fácil encontrar libros, podcasts y aplicaciones que te enseñen cómo comenzar una práctica de meditación.

 

10. Deja de hacer dieta

La dieta crónica es dañina para la salud física y mental. En un estudio se muestra que la mayoría de las personas que pierden peso a través de una dieta restrictiva recuperan hasta 2/3 del peso perdido en 1 año. Hacer dieta también puede hacer que sea más difícil perder peso en el futuro.

 

En lugar de establecer un propósito para perder peso mediante el uso de medidas restrictivas, prueba un método más saludable y sostenible al centrarte en aumentar la actividad física y comer alimentos más saludables.

 

11. Ve de compras regularmente

Es necesario tener una despensa y un refrigerador bien surtidos para preparar comidas saludables en casa. Si no acostumbras ir de compras, haz el propósito de ir al supermercado o al mercado local regularmente para abastecerte de ingredientes nutritivos.

 

Según tu horario, puede ser útil designar un día por semana para comprar. Asegurarte de tener tiempo para comprar los alimentos que necesitas para preparar comidas sabrosas y nutritivas es una buena manera de mejorar la calidad de tu dieta.

 

12. Tómate unas vacaciones

Tomar un período de vacaciones, incluso uno corto, puede tener efectos positivos significativos e inmediatos sobre los niveles de estrés y puede mejorar tu bienestar.

 

En el nuevo año, viaja con amigos o familiares, o por tu cuenta. Ya sea que visites un destino al que siempre quisiste ir o simplemente planifiques una estadía en casa, tómate un tiempo para descansar y relájate. Es importante para la salud.

 

Con información de Healthline


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh