Principal

Practicar Yoga te puede ayudar a enfrentar tus miedos

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Posturas de yoga para liberarte del miedo

¿Cuántas veces has dicho que quieres hacer algo, pero al final no lo haces por miedo? ¿Te imaginas qué pasaría si cumplieras todas esas cosas que quieres hacer? Sólo reflexiona un minuto… La vida está llena de cambios, y bien o mal, siempre te van a enseñar algo. Puede que el resultado final no sea el que tenías en mente, pero seguro vas a tener grandes lecciones. 

 

Si alguna vez has acudido a alguna clase de yoga, es probable que veas asanas que te den un poco de miedo porque “no tienes la experiencia suficiente”, “no eres flexible” y un sinfín de peros que solamente tú te impones. 

 

Todo lo que pasa en tu tapete de yoga es un reflejo de tu vida afuera de él. Si realmente quieres practicar las asanas y que tengan un impacto en tu vida, tienes que llevar todo eso a tu vida diaria, si no, realmente no sirve de nada.

 

Entonces, la próxima vez que veas ese parado de cabeza que tanto miedo te da, inténtalo. No necesariamente tiene que ser el más avanzado. Puedes comenzar poco a poco; y recuerda que todas las posturas tienen variantes. 

 

Así, cuando te enfrentas a una asana que te da temor de realizar, tienes el valor de intentarlo, lo haces y logras llevarla a cabo exitosamente, puedes llevar ese aprendizaje a la vida cotidiana. Porque así es con todo lo que te da miedo: una vez que confías en ti y lo intentas, descubres que lo más difícil era dar ese primer paso, y una vez que te atreves, todo fluye.

 

Las siguientes asanas te pueden ayudar a enfrentar el reto de hacer algo nuevo y diferente, además de que al practicarlas puedes combatir de mejor manera problemas como estrés, ansiedad y miedo.

 

Te puede interesar: Del otro lado del miedo y la ansiedad está tu potencial verdadero

 

Parivrtta Parsvakonasana (asana del estiramiento lateral de pie invertido) 

Esta postura requiere que tengas una flexibilidad considerable, debido a que tu tronco debe girar a 180 grados. Recuerda siempre prestar atención a lo que dice tu cuerpo, y también puedes buscar alguna modificación. 

 

1. Desde la postura de la montaña, salta o da un paso lateral para separar los pies a 1 metro de distancia. Inhala y levanta tus brazos a la altura de los hombros con tus palmas hacia abajo.  

 

2. Gira el pie izquierdo a 90 grados y el derecho a unos 60 grados. Flexiona la rodilla hasta formar un ángulo de 90 grados. Asienta los pies firmemente al piso. Gira la cabeza, el tronco y las caderas hacia la pierna izquierda. El tronco debería estar recto.

 

3. Exhala y gira más el cuerpo, baja el brazo derecho por detrás de la pierna izquierda. La pierna derecha debe estar recta con el talón apoyado. 

 

4. Mantén esta postura de cinco a 10 respiraciones. 

 

Parivrtta te ayudará a regular tu sistema digestivo. Las asanas que tienen torsiones son excelentes para deshacerte de todo lo que ya no le sirve a tu cuerpo: estrés, ansiedad, miedos, etcétera. 

Garudasana (asana del águila)

Es una asana perfecta para el equilibrio, la concentración y centrarte en el aquí y ahora. Asimismo, te ayudará a estirar los muslos, las caderas, los hombros y la parte superior de la espalda. 

 

1. Comienza de pie en tadasana (montaña). Mira hacia delante y fija la vista en un punto. Respira profundamente y centra la mente.

 

2. Pon las dos manos sobre las caderas. Dobla ligeramente las rodillas y levanta la pierna derecha del suelo; equilibra el peso del cuerpo a la pierna izquierda. Exhala, coloca la pierna derecha frente al muslo izquierdo y esconde el empeine derecho detrás de la pantorrilla izquierda.

 

3. Coloca los codos frente al pecho y cruza los brazos. 

 

4. Mantén 20 segundos, respira con normalidad. Descansa un poco antes de repetir sobre la pierna derecha.

Ustrasana (postura del camello)

Es una de las mejores asanas para combatir el estrés y la ansiedad, y te dará confianza en ti mismo. Anatómicamente te ayuda a mejorar la postura y limpiar tus pulmones, y estimula los órganos del abdomen y cuello. 

 

1. Comienza sentado sobre tus rodillas y fíjate que estén abiertas a lo ancho de tu cadera. 

 

2. Coloca tus manos sobre la cadera. Inhala y presiona hacia adelante tus muslos y cadera para que puedas arquear la espalda hacia atrás. Exhala y lleva tu mirada hacia arriba. 

 

3. Concéntrate en aventar tu pelvis hacia delante; puedes llevar tus manos detrás de las lumbares, o si tu cuerpo te lo permite, hasta los talones. 

 

4. Mantén de tres a cinco respiraciones, y concéntrate en tu respiración. 

Recuerda que practicar yoga es mucho más que solo las asanas físicas; concentra toda tu atención en la respiración siempre que hagas cualquier postura. Implementa estas tres asanas en tu día a día y nota cómo te sientes después de 1 semana o 2. 

Acuérdate de respirar, después de todo ese es el secreto de la vida. 

(Gregory Maguire) 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh