Principal

Estas posturas de yoga aliviarán tus cólicos menstruales

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo aliviar tus molestias en esos días del mes

  • Check
  • A utilizar el yoga como terapia para el dolor

Llega ese momento del mes en que a menudo te sientes incómoda y con algo de dolor en la zona abdominal. Más del 80% de las mujeres experimentan molestias en algún nivel durante su período menstrual. Es importante aprender a tratar los cólicos de manera holística.

 

La práctica del yoga ha probado ser útil para manejar estos efectos negativos asociados a la menstruación. Así que en lugar de automedicarte o dejar de hacer tus actividades normales esos días, puedes recurrir a las asanas para calmar las molestias y el dolor.

 

Además del trabajo de respiración, las siguientes posturas te ayudarán a despejar la mente mientras alivias los síntomas de tu período. Funcionarán todavía mejor si las sostienes de 3 a 5 minutos y te pones en contacto con todas tus sensaciones.

 

Postura del niño (Balasana)

Es la postura de descanso por excelencia en la mayoría de las prácticas activas. Es ideal para estirar los músculos de la espalda baja, punto donde se originan algunos dolores menstruales.

Tip: coloca un cojín bajo el torso para mayor comodidad y para mantener la postura más tiempo.

 

Estiramiento hacia adelante (Uttanasana)

Contrarresta la compresión, al alargar la columna y estirar las caderas. Aunque tu cuerpo se encuentre cansado cuando menstrúa, es importante que le des la oportunidad de liberarse y activar la circulación después de amplios lapsos sentada.

Tip: Sujeta ambos codos para liberar los músculos del cuello y bajar un poco más.

 

Rodillas en el pecho (Apanasana)

Esta postura relaja tu espalda baja y los músculos del abdomen mientras alivia la tensión y reduce el dolor. También ayuda a aumentar la circulación en toda la zona abdominal, despeja la mente y elimina la ansiedad.

Tip: Mécete de un lado a otro y de adelante hacia atrás para regalarte un masaje.

 

Rotación de columna (Supta Matsyendrasana)

Las torsiones estimulan, desintoxican y refrescan los órganos internos. Mantener esta postura por algunos minutos mientras te concentras en tu respiración te será de gran ayuda para calmar los nervios y la tensión extra que surge durante esta época del mes.

Tip: Relaja las piernas, hombros y caderas; después deja que la gravedad se encargue del trabajo de torsión.

 

Postura del gato y de la vaca (Bitilasana Marjaryasana)

Es más activa que las posturas anteriores. Alternar lentamente entre el gato y la vaca contribuye a calentar el cuerpo, lo que es una forma de alivio para los cólicos menstruales. Además, el flujo gentil te ayuda con el balance emocional que suele verse interrumpido en esta etapa del ciclo.

Tip: Haz la transición de una postura a otra tan lento como necesites. Inhala en la vaca y exhala en el gato.

 

Postura del cadáver (Savasana)

Por lo general simboliza el final de la práctica de yoga. Esta sencilla postura requiere muy poco esfuerzo, pero tiene muchos beneficios. Suaviza el cuerpo y la mente, lleva tu atención al suelo que te apoya en todo momento y te da la oportunidad de concentrarte en la respiración consciente. Todo este ambiente te aleja del dolor.

Tip: Libera cada parte de tu cuerpo y deja que la respiración te lleve a un estado de relajación máxima.

 

Aunque a veces es difícil reunir la energía y la fuerza de voluntad para hacer algo cuando tienes cólicos, éstos no tienen por qué hacer que suspendas tus actividades cotidianas. Practicar yoga es una alternativa terapéutica que te puede ayudar a sobrellevar este proceso. Solo recuerda ir a tu propio ritmo y respirar profundo.

 

Con información de Do You Yoga


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh