Principal

¿Sabes qué pasa realmente cuando "se te sube el muerto"?

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • ¿Porqué sientes que "se te sube el muerto"?

  • Check
  • ¿Qué es la parálisis del sueño?

Es posible que en alguna ocasión hayas sentido que no puedes moverte mientras duermes, sensación que se conoce comúnmente como que “se te sube el muerto”. Si te ha pasado, seguramente te preguntarás por qué te ocurre y cómo puedes solucionarlo. 

 

Es una sensación que muchas personas han experimentado y no es algo de lo que tengas que preocuparte en demasía. No te causará daños a la larga, pero puede que sientas ansiedad y desesperación por no saber qué pasa y no poder levantarte. De acuerdo con Medical News Today, es más común que ocurra durante la adolescencia, pero se puede presentar más en las décadas de tus 20 o 30. 

 

Hechos sobre la parálisis durante el sueño: 

•    Los adolescentes sufren más de esto. 
•    Puede que sea causada por una falta de sueño constante. 
•    Los episodios pueden durar segundos o un par de minutos. 
•    El jet lag también puede provocar que esto te ocurra más. 

 

¿Qué es la parálisis del sueño? 

Se dice que estos episodios ocurren justo después de quedarte dormido o antes de despertarte. Es un tipo de parasomnia, es decir, un tipo de trastorno de la conducta que se da durante un tiempo breve. 

 

Este tipo de episodios usualmente están acompañados por experiencias hipnagógicas (ilusiones auditivas, visuales o táctiles que se producen en el tránsito de la vigilia al sueño) y pueden caer en una de las categorías siguientes: 

 

Presencia de intrusos. Si te pasa esto, quiere decir que puedes llegar a escuchar puertas que se abren, pisadas, ver sombras o sentir una presencia amenazadora en la habitación. 

 

Íncubos. Sentimientos de presión en el pecho, dificultad al respirar y una sensación de que alguien te acosa sexualmente. En este tipo de episodios es probable que sientas que estás a punto de morir, y te puedes llegar a sentir sumamente desesperado. 

 

Causas de que “se te suba el muerto” 

Mientras duermes, el cuerpo se relaja y los músculos voluntarios no se mueven. Esto evita que la gente se lastime a sí misma debido a la realización de los sueños. La parálisis del sueño implica una interrupción o fragmentación del ciclo de sueño con movimiento ocular rápido (REM por sus siglas en inglés).

 

Cuando ocurre una parálisis del sueño, se debe a que la transición de tu cuerpo al estado de sueño REM no está en sintonía con tu cerebro. Tu conciencia está despierta, pero tu cuerpo permanece en un estado paralizado. Es por esto que las partes de tu cerebro relacionadas con detectar algún tipo de amenaza están en un estado de alerta y mucho más sensibles que lo normal. 

 

Estos episodios también pueden ser un síntoma de un problema médico como depresión, migrañas, hipertensión o desórdenes de ansiedad. 

 

¿Cómo puedes evitar la parálisis del sueño? 

No existe realmente una receta mágica para que te dejen de ocurrir este tipo de episodios; sin embargo, una de las cosas recomendadas por los expertos es que observes tus hábitos de sueño y mantengas una rutina regular para que duermas siempre a la misma hora y despiertes igual. 

 

Puedes también: 

  • Asegurarte de tener un ambiente para dormir óptimo y cómodo. 
  • Reducir la exposición a la luz durante la tarde y la noche. 
  • Obtener una buena cantidad de luz solar durante las horas en las que estés despierto. 
  • No trabajar o estudiar dentro de tu habitación. 
  • No ingerir alimentos pesados en la noche y procurar que tu última comida sea 2 horas antes de dormir. 
  • Hacer ejercicio diario. 
  • Olvidarte de todo tipo de electrónicos al menos 1 hora antes de ir a dormir. 

 

Mantén un equilibrio en tu vida para evitar la parálisis

Aparte de las recomendaciones anteriores, es sumamente importante que tomes en cuenta cómo llevas tu día a día y cómo esto puede afectar tu patrón de sueño. Si tienes muchos problemas para dormir adecuadamente, es probable que seas una persona ansiosa o no puedas dejar de pensar y preocuparte. 

 

Así pues, aprender a manejar tu estrés y ansiedad en la cotidianidad es importante. Esto lo puedes hacer con yoga, aprender a meditar, hacer una caminata después del trabajo o la escuela, comer adecuadamente sin tantos alimentos procesados, mantener relaciones sanas con las personas que te rodean, e incluso puedes optar por escribir un diario o colorear mandalas para tranquilizarte. 

 

Te puede interesar: Remedios infalibles para olvidarte del insomnio


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh