Principal

Aprende a dejar de preocuparte por lo que no puedes controlar

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo dejar el control y vivir mejor

No preocuparse por aquello que no se puede controlar era una de las premisas de Epicteto, un estoico que decía que uno tenía que dejar de angustiarse por las cosas de las que no se tiene control, y tomar las riendas de las que sí. Esta ha sido una de las filosofías de vida más enseñadas a lo largo de la historia y resuena mucho con la oración de la serenidad: 

Dios, dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el coraje para cambiar las que sí y la sabiduría para saber la diferencia.

 

Incluso los psicólogos han reconocido que tienes que saber cuáles son las cosas que sí puedes controlar y las que no para que realmente puedas vivir una vida plena, sin tanta preocupación o estrés innecesarios. 

 

¿Qué puedes controlar y qué no? 

El psicólogo Jeffrey S. Nevid trabaja con la terapia cognitivo-conductual, la cual no se enfoca en la niñez para buscar la raíz de los problemas sino en el aquí y el ahora, y busca darle soluciones al paciente para cambiar esos pensamientos o comportamientos dañinos. Este tipo de terapia tiene como premisa que las percepciones y los pensamientos tienen una influencia en el comportamiento. 

Así pues, Nevid le da diferentes frases a sus clientes para que puedan reconocer mejor las cosas que no pueden controlar y las que sí

•    No puedes controlar las respuestas de las otras personas, pero sí lo que tu dices o haces para responderles. 

•    No puedes controlar los pensamientos que surgen en tu mente, lo que sí puedes hacer es controlar tu respuesta a dichos pensamientos. 

•    No puedes controlar todo lo que sucede en la vida. 

•    No puedes esperar que las personas llenen tus necesidades o las pongan antes que las suyas. 

•    No puedes esperar ser el mejor en todo lo que haces. Incluso los jugadores de baloncesto más increíbles fallan en algunas ocasiones. 

•    No puedes controlar lo que los demás piensan de ti, pero sí cómo respondes ante la crítica. 

•    No puedes controlar directamente cómo te sientes, pero sí cómo vas a lidiar con esas emociones y pensamientos que te hacen sentir cosas negativas. 

 

Los estoicos decían que cuando realmente sabes la diferencia, puedes encontrar tu fuerza interna para ver la vida desde otra perspectiva. Como dice la oración de la serenidad, la sabiduría llega cuando sabes reconocer aquellas cosas que están en tu control y las que no. 

Todo lo que escuchas es una opinión, no un hecho. Todo lo que ves es una perspectiva, no la verdad. Tienes poder sobre tu mente, no sobre los eventos exteriores. Date cuenta de esto y encontrarás la fuerza.

(Marco Aurelio)


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh