Principal

La belleza del desapego de las cosas materiales

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • El valor de las experiencias por encima de las cosas

  • Check
  • A soltar lo que no necesitas

La sociedad proyecta que para ser feliz, exitoso, poderoso, respetado y ganar la confianza de otros, necesitas tener una carrera profesional exitosa, ganar mucho dinero, tener un par de coches (por lo menos) y claro, ser dueño de tu casa. A todo esto le puedes agregar poseer los gadgets y demás objetos tecnológicos en tendencia, no querrás quedarte atrás. La noción de que eso es la felicidad se te programa desde temprana edad. En el fondo, sabes que no es verdad: acumular cosas para llenar vacíos emocionales y espirituales nunca será suficiente. Buscar fuera continuamente, te aleja cada vez más de tu verdadero hogar. Todo lo que necesitas ya está en ti.

 

Aunque es poco común encontrarte en una situación en la cual te despojas de todas tus cosas como en una mudanza de país –cuentas por pagar, casa y medio de transporte–, puedes intentar hacerlo poco a poco. Suelta todo aquello que no necesitas, te darás cuenta de que las cosas materiales imprescindibles en tu vida son realmente muy pocas. Cuando dejas ir la necesidad de acumular posesiones, podrás aprender que:

 

  • La vida se vuelve menos complicada y más disfrutable.

 

  • Tus pensamientos se aclaran. Cuando limpias tu espacio, la energía tiene mayor libertad para circular por todos los rincones de tu casa y de tu ser.

 

  • La felicidad es un estado del ser, no se trata de tener.

 

  • La persona que eres no está conectada a las cosas que posees.

 

  • El valor de las experiencias y construir recuerdos es mucho más importante que lo material.

 

  • Ganas tiempo. ¿Cuántas veces te has probado mil atuendos de tu clóset y aun así te quejas de que no tienes nada que ponerte?

 

  • Tu sentido de gratitud crece. Por primera vez, llevas tu atención a lo maravilloso de tus relaciones y todas las bendiciones a tu alrededor.

 

  • Tú eres simplemente tú, no cómo te vistas, dónde trabajes, ni qué estudiaste. Tampoco eres tu nacionalidad, tu círculo social ni cualquier otra etiqueta.

 

¡Inténtalo! Comienza con una limpieza profunda de tu casa, dona lo que ya no usas y simplifica. Después vendrán otras formas de soltar, por ejemplo, las relaciones que no te aportan nada, las situaciones que ya no te sirven y, en general, las energías que no te impulsan a vibrar más alto.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh