Principal

Kaizen: el arte japonés para terminar con la pereza y procrastinación

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué es el método kaizen

  • Check
  • Cómo terminar con la procrastinación

Kaizen quiere decir “mejora continua” y es una filosofía ancestral que podría enseñarte mucho más de ti y tus rutinas. Solamente ponte a pensar: ¿cuántas veces al día pospones algo o dices que lo harás mañana? Ese tan famoso “ahorita” que es muy conocido, pero que en ocasiones nunca llega. ¿Te imaginas si todo lo que pospones lo hicieras en ese momento? ¿Cuántas cosas no harías en el día?

 

En el día tienes 24 horas, de las cuales duermes 8; las otras 8 las ocupas en el trabajo o la escuela. Hasta ahí van 16 horas, ¿y qué haces con las demás horas del día? Por supuesto que en muchas ocasiones se te va el tiempo en el tráfico o los traslados, pero si te organizaras mejor, seguramente podrías hacer muchas de esas cosas que dejas para “ahorita”.

 

Este método japonés tiene como premisa que te dediques simplemente 1 minuto entero a lo que sea que quieras hacer. Ya sea terminar con una tarea o dedicarte tiempo para ti. Puedes leer, salir a caminar, meditar, hacer ejercicios de respiración, hacer abdominales, flexiones, planchas, saltar la cuerda o alguna otra actividad física, ordenar uno de tus cajones, limpiar un mueble, o cualquier otra cosa que hayas pospuesto o que te haga sentir bien.

 

Lo importante de todo esto es que lo lleves a la práctica diariamente y lo hagas a la misma hora todos los días, pues de esta forma tu cerebro creará un hábito nuevo poco a poco. Se dice que toma 21 días crear hábitos o deshacerse de aquellos que no son positivos. Así que poco a poco te darás cuenta de lo fácil que es lograr tus objetivos si perseveras y tienes disciplina.

 

¿Cómo aplicar el kaizen a tu vida personal y laboral?

Este método puede ser aplicado tanto en tus deberes del fin de semana como en la oficina o la escuela. Lo importante es que tengas una idea general de lo que quieres lograr y lo traslades en pequeñas partes que puedas descomponer.

 

Muchas veces, cuando quieres hacer algo y estás decidido, puede que lo hagas de forma rápida e impulsiva con mucha energía; sin embargo, cuando ese golpe de adrenalina baja, tus ganas de hacer las cosas también, entonces lo pospones y así el ciclo de la procrastinación se dispara.

 

Escribe cada una de las cosas que tienes que hacer. Esto no solamente aplica para este método, ya que diversos estudios han demostrado que al escribir tus deberes y tener una rutina tu cerebro funciona mucho mejor y tienes aún mayor capacidad de organización para lograr las cosas.

 

Toma pasos pequeños para lograr el objetivo. Esta es la premisa más importante de este método. Lo importante es que el proceso se convierta en una bola de nieve que crece poco a poco y que te concentres en el proceso y no en el resultado final.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh