Protege a tu perro del golpe de calor en esta temporada

Harmonía / 2017-06-01

Para evitar que la temperatura corporal se eleve a grados que afecten al correcto funcionamiento del organismo, los seres humanos contamos con la transpiración, que funciona como un sistema que nos mantiene frescos.

 

A diferencia de nosotros, los perros no cuentan con un sistema de glándulas sudoríparas extendidas por la piel, así que sólo transpiran un poco a través de los cojinetes de sus patas y principalmente regulan su temperatura mediante el jadeo.

 

Por esta razón, las altas temperaturas les afectan más a ellos, ya que si la regulación de su temperatura no es suficiente ésta se puede elevar demasiado y ocasionarles el llamado “golpe de calor”, que consiste en una subida de temperatura interna que puede llegar a ser mortal.

 

Las principales complicaciones de salud que surgen a partir del golpe de calor incluyen la pérdida corporal de azúcar y sales, hemorragia gastrointestinal, insuficiencia hepática y renal, problemas vasculares, edema cerebral y fallo multiorgánico. Por ello es tan importante prevenir que esto le ocurra a tu perro y tener las precauciones necesarias, sobre todo en esta temporada tan calurosa.

 

Síntomas del golpe de calor

 

El golpe de calor ocurre cuando la temperatura interna en el organismo del perro supera los 42 grados centígrados, ya que lo normal es que esté en 38 grados aproximadamente.

 

Entre los signos que indican que tu perro podría estar sufriendo este padecimiento se encuentran los siguientes:

  • Dificultad para respirar
  • Respiración rápida
  • Encías enrojecidas
  • Temblores musculares
  • Letargo y decaimiento
  • Piel azulada por la deficiente oxigenación de la sangre
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Salivación espesa
  • Vómito
  • Falta de equilibrio

 

¿Cómo se puede prevenir?

 

La mejor forma de prevenir el golpe de calor es evitar que la temperatura corporal de tu perro se eleve más de lo normal, para ello, y especialmente en temporada de calor, mantenlo en un lugar fresco y ventilado.

 

Lo que debes evitar a toda costa es dejarlo a la intemperie, sin un lugar con sombra adecuada para protegerse. Y por ningún motivo lo dejes dentro de un coche, ya que además de la falta de aire, ahí la temperatura sube rápidamente.

 

También es importante evitar los paseos en los horarios en que el Sol es más fuerte; lo ideal es realizarlos temprano, antes o poco después del amanecer, o por la tarde, cuando el Sol ya se está ocultando.

 

Es indispensable que siempre tenga acceso a agua fresca y limpia, y procura alimentarlo por la mañana o por la noche, ya que a esas horas la temperatura ambiental es más baja.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para un golpe de calor?

 

Obviamente, la temperatura ambiental alta incrementa el riesgo de golpe de calor, así como no seguir las recomendaciones del punto anterior.

 

Por otro lado, los cachorros y los perros de la tercera edad tienen un mayor riesgo de sufrirlo, ya que sus organismos no son lo suficientemente resistentes. También hay que tener mayores precauciones con los animales enfermos, especialmente si padecen insuficiencia cardíaca o respiratoria, así como si son perros que se estresan fácilmente.

 

Los canes obesos, con pelaje oscuro y los braquicéfalos (que tienen la cara chata, como el bulldog, el pug, el bóxer y el pequinés) son más propensos a sufrir un golpe de calor.

 

¿Qué hacer si tu perro tiene un golpe de calor?

 

Si tu perro presenta la sintomatología de un golpe de calor debes llevarlo de inmediato con su veterinario para que le brinde la atención adecuada, pues de lo contrario podrían quedar secuelas que mermarían su calidad de vida.

 

Mientras llega el médico o si por alguna razón te es imposible llevarlo en ese momento a la clínica, puedes darle primeros auxilios al ayudar a su organismo a bajar su temperatura de forma gradual, rehidratarse y recuperar el azúcar y las sales que ha perdido.

 

Para ello, sumérgelo en una tina con agua a temperatura ambiente o mójalo con la manguera, con el líquido a esa temperatura. Es importante que el agua no esté muy fría, ya que bajar la temperatura de golpe podría ocasionarle hipotermia, lo cual complicaría mucho las cosas.

 

Además, mientras lo trasladas al hospital en el coche, enciende el aire acondicionado y humedece su boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso; también coloca un cubito de hielo sobre el puente de la nariz, las ingles y las axilas, y humedece el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fría, o con un atomizador.

 

Es importante que no lo cubras con las toallas, sino que sólo las uses para humedecer su pelo y piel. Cuando la respiración sea normal, mantenlo sobre una toalla húmeda y no dejes de llevarlo al veterinario para que determine si hay deshidratación, le suministre oxígeno si es necesario y le practique análisis de sangre para descartar cualquier problema

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿De qué manera evitas que el calor afecte a tus mascotas?

Te podría interesar

Te podría interesar