Desarrollar empatía es crucial para la nueva generación de jóvenes

Harmonía / 2017-06-05

La empatía es la habilidad de abrirnos a las emociones de otros e imaginarnos lo que piensan y sienten, de tal manera que es el primer paso para realizar un acto compasivo y contribuir a una sociedad pacífica y respetuosa. La empatía tiene el potencial de mejorar todas las relaciones sociales y por esta razón es algo de un valor incalculable para los jóvenes, quienes aún enfrentarán numerosos retos en su camino. Sin embargo, de acuerdo con una investigación realizada en la Universidad de Michigan, la tendencia de los jóvenes a pensar demasiado en ellos mismos y muy poco en los demás está volviéndose preocupante, pues ellos son mucho menos empáticos que las generaciones de jóvenes de hace 20 o 30 años. La diferencia no es pequeña: la generación actual presenta niveles de empatía 40% menores que las generaciones que la precedieron. 

 

Estas conclusiones provienen de datos recabados por 72 estudios de 14 mil universidades durante 30 años, de 1979 al 2009. Esto quiere decir que los estudiantes actuales tienen menos probabilidadades de estar de acuerdo con afirmaciones como "A veces intento entender mejor a mis amigos imaginándome cómo se ven las cosas desde su perspectiva". La doctora Konrath, quien dirigió la investigación, añade que: “Muchos ven al actual grupo de universitarios, a veces llamados 'generación yo', como los más narcisistas, competitivos, individualistas y confiados en la historia reciente”. La investigadora también indica que el incremento de la exposición a información no relacionada con el trabajo que deben manejar las generaciones actuales se ha triplicado en los últimos 30 años. Esto, aunado a la cantidad de contenidos violentos que circulan en la red, puede adormecer la sensibilidad de las personas frente al sufrimiento de otros seres humanos. 

 

Te puede interesar: ¿Deberías dejar las redes sociales?

 

Según los investigadores, el creciente uso de redes sociales también puede estar jugando un papel en la caída de niveles de empatía. La facilidad para tener “amigos” en línea puede resultar engañosa, pues brinda la posibilidad de evadir los problemas de otros y las responsabilidades propias. Si algo no les gusta en la red, simplemente pueden cerrar la ventana. Por otro lado, la avalancha de información y estímulos a los que están expuestos los jóvenes actuales hace que constantemente se sientan abrumados por sus propios problemas y pensamientos. El tiempo simplemente no parece ser suficiente para la interminable fila de mails, mensajes, inbox, audios, videos y demás, dejando aún menos tiempo para invertir en empatizar con otros. 

 

Es importante mantener presente que si detectamos tener una adicción a las redes sociales vale la pena tomar unos momentos para reflexionar, ya que no es una cuestión que deba tomarse a la ligera. Si sientes que tu relación con tus redes sociales ya no es sana, busca apoyo y evita la culpa. Hay estudios que indican que un uso excesivo de ellas afecta nuestra capacidad para ser compasivos con nosotros mismos. Lo más importante es que aprendamos a relacionarnos en equilibrio con nosotros mismos y nuestro entorno. 

 

Con información de Michigan News de University of Michigan

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Imaginas lo que los demás sienten y piensan?
¿Crees que eres una persona empática?

Te podría interesar

Te podría interesar