¿Cómo afrontar el comportamiento tóxico de un amigo egoísta?

Edith Gómez / 2017-10-20

Puede ser difícil identificar aspectos tóxicos de cualquier relación. Los comportamientos tóxicos tornan nuestras buenas intenciones en actos vanos. Los amigos egoístas se enfocan más en sus propias necesidades, dejando de lado las tuyas. Mientras pasar el rato puede ser divertido, ellos absorben tu energía consistentemente y te dejan abandonado. Según los expertos, un amigo de verdad te quiere y te valora.

 

Imagina a un amigo que constantemente minimiza los estreses de tu propia vida y siempre habla sobre los problemas de su vida amorosa. Tienes un trabajo que presentar cuando te llama una tarde. Le explicas la situación y le pides hablar en otra ocasión. Se indigna, grita y te da un ultimátum. No quiere volver a oír de ti.

 

Tienes muchas formas en que podrías responder. A continuación, veremos algunas de las más comunes para lidiar con este tipo de relaciones:

 

1. Aceptas todo

Muchas personas simplemente aceptan los comportamientos tóxicos quedándose en silencio y, a veces, permitiéndolos. Puedes volver a llamar a tu amigo, disculparte y darle algo de tiempo para que hable sobre sus últimas citas desastrosas. Este es el camino de menor resistencia, por lo que es fácil caer en este tipo de patrón. Pero no es una solución real. Al aceptar los comportamientos tóxicos de tu amigo, dañas tu propio ego, te sientes más triste y con más estrés en tu vida personal, y en general sientes que esa relación es extremadamente turbulenta. Sacrificar tus propias necesidades no arreglará nada. Gradualmente empezará a tomar lugar en tu salud mental y te hará sentir triste.

 

2. Pones la sombra en otros

Otra opción es redirigir esos comportamientos, imitando el comportamiento egoísta al pasar tiempo con otras personas. Se siente mejor hacer esto que ser victimizado. Pero haciendo esto, incluso inconscientemente, te conviertes en el amigo tóxico en otras relaciones. Es dañino tanto para ti como para la amistad.

Imagina empezar a comportarte igual que tu amigo con todas las personas en tu vida. En lugar de darles espacio a tus amigos cuando lo necesitan, demandas todo su tiempo para tus problemas. Sientes que siempre debes aceptar los malos comportamientos de tu amigo, y entonces los replicas con tus amigos, familia y pareja. Este círculo vicioso dañará a todos en tu vida y sólo esparcirá el egoísmo como un virus.

 

3. Cortas lazos

Finalmente, algunas personas cortan lazos con sus amigos tóxicos. Mientras esto te librará de los problemas, no los arregla realmente. Incluso, tu (ex) amigo egoísta puede no entender tus motivaciones o acciones y regresar con comportamientos pasivo-agresivos.

Si tu amigo tóxico no puede contactarse contigo por algunas semanas, se sentirá totalmente confundido y abandonado. Piensa en cómo podría reaccionar, no sólo con confusión, sino con enojo. Pueden atacarte de otras maneras, tal vez hablando a amigos en común sobre lo egoísta que eres, o intentando contactarse contigo de manera agresiva. Esto puede dañarte mental y emocionalmente. Evitar no siempre es la respuesta.

 

Soluciones reales para arreglar la amistad

Muchas personas quieren arreglar sus relaciones tóxicas con soluciones rápidas. Pero así no se arreglan las relaciones. Para lidiar con sentimientos y relaciones, se requiere tiempo y esfuerzo. Estas son algunas soluciones reales para lidiar con un amigo egoísta y arreglar genuinamente la amistad.

 

–Habla abiertamente sobre tus sentimientos con tu amigo

Haz que sepa cómo sus acciones te han estado dañando personalmente. Sé específico, pero sutil. Es importante comunicar que quieres honestidad y te comprometes a sostener y mejorar la amistad.

 

–Comparte tus limitaciones personales

Explica qué es lo que exactamente necesitas de tu amigo para que sientas la relación equitativa. Por ejemplo, puedes decirle a tu amigo que no siempre puedes hablar por teléfono en las noches cuando tienes tareas de la escuela, pendientes en el hogar o trabajo que te llevaste a casa. No le digas que nunca puedes hablar por teléfono, pero explica que necesitas que te den tu espacio cuando estás ocupado o estresado.

 

–Escucha abiertamente y comprométete

Sé abierto a oír sus sentimientos honestos y reacciones a lo que estás diciendo. Es posible que sus acciones puedan relacionarse con tu comportamiento también. Sé honesto contigo mismo y con tu amigo, y tendrás más posibilidades de tener los mejores resultados.

 

Finalmente, si tu amigo simplemente no quiere escuchar tus sentimientos y claramente no le interesa tener una conversación honesta, admite la derrota. Si no puedes arreglar la relación, entonces así será. Déjalo ser, sigue adelante y enfócate en construir y mantener tus amistades saludables. Pero a menudo, vale la pena salvar una amistad y saber lo maravilloso que podría ser si lo intentas. Muchos amigos no se dan cuenta de que se están comportando de manera egoísta, y hablar con ellos de manera honesta puede realmente cambiar las cosas.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: