Ansiedad y suicidio en el mundo del espectáculo

Harmonía / 2018-06-08

No es una novedad decir que el mundo del espectáculo, así como ofrece privilegios y placeres exuberantes que parecen sacados de cuentos de hadas, también tiene una cara bastante oscura y muy negativa, en la cual se mezclan experiencias que tienen que ver con una tremenda presión social, tensión constante y muchísimas horas de desgaste físico y mental que se traducen en estrés inmediato. La pérdida casi total de la privacidad, las altas expectativas de la gente y la transición tan compleja de persona a mercancía sin duda impactan en la salud no sólo física y mental sino también emocional y espiritual de todos aquellos que trabajan en el medio del espectáculo.

 

Aunado a eso, no hay que olvidar que la vida privada tiene sus propios problemas y altibajos, y queda sujeta a las exigencias tan demandantes de la vida pública y profesional. Por lo tanto, el riesgo de perder por completo la vida privada y pacífica es enorme. ¿Te imaginas perder el derecho a tu vida? Inevitablemente, uno de los principales trastornos que aparecen en estos casos es la ansiedad.

 

La ansiedad a esos niveles puede resultar en un problema psico-emocional muy delicado. Ese tipo de ansiedad no sólo es incesante sino que también puede ser exponencial, pues paradójicamente, cada acierto y logro profesional viene acompañado de un nuevo paquete de presiones que podría crear un círculo vicioso del que es difícil salir. Por supuesto, la presión en el mundo del espectáculo es sólo un ejemplo de cómo la ansiedad puede salirse de control hasta puntos de no retorno, pero aquí pueden caber otros miles de motivos que provocan ese nivel de estrés. Es importante entender que el suicidio es una consecuencia de la desesperación, no una solución ni un acto de “libertad”.

 

Estos días ocurrieron tres decesos de personas relacionadas al espectáculo por aparente suicidio: la diseñadora Kate Spade; la hermana menor de la reina Máxima de Holanda, Inés Zorreguieta; y el chef y escritor Anthony Bourdain. Hasta el momento, las investigaciones tempranas han arrojado que Spade estaba en tratamiento para erradicar el trastorno de ansiedad que padecía; Zorreguieta también sufría problemas de depresión y en el caso de Bourdain, en el pasado había tenido una fuerte adicción al alcohol y a las drogas.

 

Ellos se suman, tristemente, a una larga lista de famosos que han elegido el suicidio como método de escape desesperado. Es difícil imaginarse el nivel de desolación que debió de existir en ellos, aun rodeados de tanto glamur, lujo y reconocimiento mundial.

 

 

Una de las cosas más preocupantes es que, por desgracia, la ansiedad está íntimamente relacionada con pensamientos suicidas: ya no la necesidad, sino la urgencia por librarse de una vez por todas del peso a cuestas. No obstante, es cierto que debe existir una propensión al suicidio, pues no es tan sencillo reunir todos los factores para tomar la decisión de quitarse la vida. Intervienen muchas circunstancias y elementos personales y sociales. Esta nota podría ayudarte a entender las posibles causas de un suicidio.

 

Afortunadamente, existen algunas señales muy generales que es posible detectar cuando a alguien lo rondan pensamientos suicidas:

- El 90% de las personas que cometen suicidio tienen depresión clínica u otro trastorno mental diagnosticado.

 

- Haber experimentado eventos traumáticos o adversidades constantes.

 

- Aproximadamente el 50% de las personas que mueren por suicidio ya lo habían intentado anteriormente.

 

- La violencia familiar, el abuso sexual o psicológico y las enfermedades crónicas se suman a los factores que incitan al suicidio.

 

- Tendencias a hablar o pensar demasiado en la muerte.

 

- Pérdida de interés en lo que antes le emocionaba.

 

- Comentarios frecuentes sobre soledad, desesperanza o autodesprecio.

 

- Cambios de humor abruptos y constantes.

 

- Problemas en el amor, en el trabajo, en la familia o con los amigos.

 

Si te sientes identificado con los puntos anteriores o conoces a alguien en esta situación, busca ayuda de inmediato. En México, puedes solicitar atención en el Instituto Hispanoamericano de Suicidología, A. C.:

+5255 46313300

info@suicidiologia.com.mx

 

También, en la organización Decide Vivir México, A. C.:

decidevivirmexico@gmail.com

 

El suicidio puede evitarse si se toman las medidas correspondientes. Presta atención a las señales y no dudes en buscar ayuda e información ante la más mínima inquietud de necesitarla.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: