17 de junio: Día Mundial Contra la Desertificación y la Sequía

Harmonía / 2017-06-14

El 17 de junio se recuerda en la historia como el día en que México lanzó su primer satélite artificial al espacio, el Morelos I, en 1985. También fue el día en que se realizó el primer trasplante de riñón en 1950 y, en 1885, fue la fecha en que la Estatua de la Libertad arribó al puerto de Nueva York.

 

En otro sentido, a partir del 17 de junio quedan 197 días para finalizar el año. Si consideramos que cada persona genera alrededor de 2 kilos de basura por día y que hay cerca de 7 mil 350 millones de personas en el mundo (2017), en el tiempo que queda antes de acabar este ciclo se generarán 2,895,900 billones de kilos de basura en nuestro planeta.

 

Los números, en definitiva, son abrumadores, y más impactante aún es pensar en las consecuencias ambientales que estos desperdicios generan. Una de ellas es, por ejemplo, el calentamiento global, el cual ha provocado, entre otros problemas, una gran desertificación.

 

La desertificación se define como un proceso de degradación del suelo que hace que éste pierda su cualidad fértil total o parcialmente. Esto produce deforestación, pérdida de vida vegetal y, por ende, desplazamiento de especies animales, sobreexplotación de mantos acuíferos y otros problemas ecológicos. Cuando llega a niveles altos la producción agrícola puede disminuir más del 50%, afectando también nuestra capacidad para producir alimentos.

 

Aunque no todos los países presentan el mismo nivel de desertificación –Madagascar es el país más afectado porque se ha talado el 93% de su bosque tropical, pero le siguen España con el máximo índice de desertificación en la Unión Europea y Túnez, que está cubierto por tierras desérticas como el Sahara–, el problema se ha agravado hasta hacer que diversas organizaciones mundiales se preocupen por generar conciencia en torno a la situación. Por eso, en 1994 la Organización de las Naciones Unidas proclamó el 17 de junio como el Día Mundial Contra la Desertificación y la Sequía.

 

El objetivo de esta fecha conmemorativa es informar a la gente sobre lo importante que es reutilizar materiales, reciclar desperdicios y promover prácticas sustentables como el ahorro de agua o el consumo de productos alimenticios orgánicos. También se pretende motivar a las constructoras de casas, complejos turísticos y otros inmuebles a no sobreponer los intereses económicos (como el aprovechamiento de un paisaje para generar ingresos a costa de la destrucción de un ecosistema) a los ambientales. Por último, se busca invitar a la población en general a participar en programas de reforestación y recuperación de zonas naturales para reintroducir plantas, recuperar los niveles de humedad y sanar las zonas afectadas.

 

Aún estamos en tiempo de rescatar el planeta, así que hay que poner manos a la obra y actuar cuanto antes en su recuperación. Súmate a programas de reforestación como el de Fundación Coca-Cola, Yo Planto mi Futuro y Reforestamos México, entre otros. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar