Principal

Yoga para comenzar el día con la mejor actitud y energía

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Posturas de yoga para comenzar el día

  • Check
  • Recomendaciones de yoga para tener energía

Puede que no hayas dormido bien el día anterior o que simplemente necesites una nueva rutina para iniciar tu día de la mejor manera, además de moldearlo para que esté lleno de buenas cosas y éxitos.

 

Una de las recomendaciones más importantes por parte de diferentes psicólogos y coaches de vida es que al despertar escribas todo lo que tienes que hacer; de esta forma, vas a poder organizar tus ideas y los planes por hacer.

 

Asimismo, se recomienda empezar la jornada con actividad física, pero puede que no seas el tipo de persona a la que le gusta correr o hacer ejercicio extenuante tan temprano. Por ello, puedes realizar asanas y diferentes técnicas de yoga para que le pongas una intención a tu día y lleves dicha intención contigo en todo momento.

 

Asanas

 

Las posturas más recomendadas para la mañana son aquellas que te arraiguen a la tierra, para que te sientas apoyado en todo momento y en cada paso que des. También funcionan bien todas aquellas que están relacionadas con el equilibrio, para llevarlo a tu jornada.

 

De igual manera, es muy importante que estires tu columna vertebral, ya que después de dormir no ha tenido mucho movimiento; por ello, debes practicar asanas para que se estire y alargue.

 

Las siguientes son algunas de las asanas que puedes poner en practica en los primeros momentos del día.

 

Anjaneyasana (luna creciente)

 

Esta asana estira la parte baja de tu cuerpo y al mismo tiempo trabaja con la apertura del pecho, mismo que está relacionado con el cuarto chakra (anahata), lo que te permitirá tener una apertura para el día y abrazar todo lo que te brinde.

1. Inicia con la postura del perro que mira hacia abajo. Inhala, exhala y suavemente lleva tu pie derecho entre las manos.

2. Asegúrate de que tu rodilla esté alineada sobre el tobillo. Luego coloca la rodilla izquierda sobre el tapete.

3. Inhala y levanta los brazos por encima de la cabeza y exhala. Lleva tus brazos en forma de cactus y abre el pecho.

4. Vuelve a entrar en la postura del perro que mira hacia abajo durante dos respiraciones y repite lo mismo del otro lado.

5. Mantén durante cinco respiraciones en cada pierna.

 

Virabhadrasana I (guerrero I)

El guerrero I es una posición de pie que significa y estimula la fuerza y el poder. Cuando practicas esta asana por mucho tiempo y de forma disciplinada, sentirás ese poder interno que tienes para llevarlo a tu día y comenzar con energía.

1. Empieza por pararte derecho y luego lleva tu pierna izquierda hacia atrás, más o menos seis pasos atrás.

2. Dobla la rodilla derecha para que quede encima del tobillo y gira tu pie izquierdo ligeramente hacia adentro, a un ángulo de 45 grados aproximadamente.

3. Si te es posible, cuadra la cadera hacia delante; sin embargo, recuerda que no todos los cuerpos son iguales, así que puede que tengas compresión en la cadera y eso no te permita llevarla hacia enfrente. Escucha siempre a tu cuerpo.

4. Levanta los brazos y mira fijamente hacia adelante, como un guerrero lleno de fuerza.

5. Mantén de cinco a 10 respiraciones y cambia de lado.

 

Tadasana (postura de la montaña)

A pesar de parecer una asana “fácil”, Tadasana no es tan sencilla como crees. Es la base para todas las posturas de pie, estira tu columna y además es perfecta para cultivar equilibrio y tranquilidad en tu mente.

1. Desde una posición de pie, junta ambos pies y sepáralos a lo ancho de tu cadera de forma paralela. Levanta los dedos de los pies y colócalos uno por uno de nuevo sobre el tapete. De esta manera balancearás el peso de tu cuerpo de forma uniforme.

2. Levanta las rodillas y aprieta los muslos; tu pelvis debe ir alineada, no atrás ni adelante.

3. Inhala y estira toda tu columna, como si te jalaran de un hilito en la coronilla.

4. Exhala y deja caer los hombros hacia atrás y levanta tu pecho hacia el frente.

5. Continua con la respiración consciente durante 1 minuto.

 

Pranayama

Sitali (la respiración refrescante)

Se dice que cuando inhalas aire a través de tu lengua esto tiene un efecto refrescante y que calma el sistema nervioso. Esta postura puede ser tu mejor aliada para comenzar el día lleno de frescura y energía.

1. Enrolla tu lengua en forma de “u” con la punta justo fuera de los labios.

2. Inhala lentamente a través de la lengua, mientras llenas tus pulmones y sientes cómo se infla tu abdomen.

3. Exhala por la nariz, también de forma lenta.

4. Puedes hacer este tipo de respiración durante 3 minutos.

 

Mudra

Pran mudra

Este es el mudra de la energía o vida; se dice que estimula el chakra raíz, el cual crea vibración  y calor. Este mudra despierta al cuerpo y te brinda energía.

1. Siéntate en una postura cómoda, o también puedes estar en Tadasana (postura de la montaña).

2. Mantén los ojos cerrados y concéntrate en tu respiración.

3. Lleva las manos a tus lados y toca las puntas de los dedos anular y meñique con el pulgar.

4. Lleva toda tu concentración a la respiración y siente cómo el prana recorre todo tu cuerpo.

 

Aromaterapia

Para comenzar el día con mucha energía y lleno de concentración, lo mejor que puedes hacer es elegir olores cítricos o menta. Por ejemplo: limón, naranja, árbol del té, menta o eucalipto, por mencionar algunos. Puedes utilizarlos con ayuda de un difusor cuando estés en meditación, o simplemente ponerlos en tu piel como si fueran tu perfume del día. 

 

Con información de "La biblia del yoga", de Christina Brown 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh