Principal

Sigue estas recomendaciones para tu próxima clase de yoga

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Recomendaciones para tu primera clase de yoga

  • Check
  • La importancia de la disciplina y el respeto durante la clase

Hoy en día, practicar yoga está muy de moda. Pareciera que hacia donde mires hay un estudio de yoga o una clase en algún gimnasio. Sin embargo, puede ser que pocas veces te hayas preguntado qué es necesario para asistir a una clase, y no, no se trata de tener flexibilidad. Es un mito pensar que si no tienes esta característica nunca podrás practicar las asanas. Como todo, esto se cultiva poco a poco.

 

Existen diferentes lineamientos que, en la medida de lo posible, se deberían respetar para que todos los asistentes a una clase puedan tener la mejor experiencia. Ante todo, está la motivación para estar ahí, pero también es importante tomar en cuenta los siguientes puntos:

 

1. Llega 5 minutos antes a tu clase

No hay nada peor que alguien impuntual, y esto no es la excepción durante una clase de yoga. Cuando una persona llega a la hora en que todos ya empezaron a meditar o a realizar el calentamiento y no es consciente de no hacer ruido o de no perturbar a los demás, puede romper con todo el flujo que se estableció desde un principio. Y no sólo eso, sino que también pueden ocurrir lesiones si no se calienta de forma adecuada previamente.

 

La mayoría de las clases están diseñadas con un cierto propósito, ya sea espiritual o físico, así que si llegas a interrumpir lo que empezó de forma calmada, puede que muchas personas se sientan molestas.

 

2. Busca una clase que se acomode a tus necesidades

Si bien el yoga es para todos, muchas veces tienes que tener cuidado con qué tipo de clase eliges. Como bien sabes, existe una gran variedad de estilos, desde los más desafiantes como Bikram hasta prácticas un poco más tranquilas como el yin yoga. Cada una tiene un propósito diferente, así que puedes buscar qué estilo te acomoda mejor para que obtengas mayores beneficios.

 

También es importante considerar el nivel: hay muchos estudios que ofrecen clases de niveles avanzados, y si bien el maestro puede hacer modificaciones para alguien que es primerizo, tal vez te sientas más cómodo en una clase de nivel básico si es la primera vez en la vida que vas a yoga.

 

Te puede interesar: Cultiva tu paciencia con yin yoga

 

3. Cuida tu higiene personal y mental

Cuando estamos en una práctica rodeados de personas, lo mejor que podemos hacer es tratar de ir lo más limpios posible. Pero evita utilizar algún tipo de perfume que pueda molestar a los demás. También debes tener una mente abierta y respetar a los demás, pues esto es parte crucial de la práctica de asanas.

 

Te puede interesar: Por qué no estas haciendo yoga cuando crees que estás haciendo yoga

 

4. Siempre hazle saber al profesor si tienes alguna lesión o necesitas modificaciones

Es muy importante que tu instructor sepa si necesitas cambiar alguna postura, ya sea porque tienes una lesión, porque estás embarazada o si sientes algún tipo de dolor al realizar determinadas posturas. Practicar asanas no debe ser una tortura; aunque hay muchas que te exigen un esfuerzo, lo más importante es que escuches lo que dice tu cuerpo. Esa es la clave de todo y del porqué practicas yoga, para conocerte más física y mentalmente.

 

5. ¡Apaga tu celular!

Si vas a una clase, seguramente es porque necesitas un poco de paz mental o porque simplemente quieres dedicar un tiempo sólo para ti. Así que mejor pon tu celular en silencio o apágalo. Le ahorrarás el enojo a muchas personas que se puedan sentir interrumpidas por el sonido y también podrás disfrutar de 1 hora completa nada más para ti.

 

6. Respeta cada momento de la clase.

Siempre hay una estructura que se debe seguir en cualquier clase, y cuando la sigues al pie de la letra, los beneficios serán mucho mayores. Por ejemplo, si llegas a tiempo podrás empezar con la meditación, la intención y acordarte de ella en cada una de las posturas que hagas.

 

El calentamiento es sumamente importante para que evites lastimarte. El pico de la clase es cuando más trabajas con el cuerpo. Las asanas para enfriar te van preparando para la parte más importante de la clase: savasana (o la postura del cadáver), y es aquí donde tu cuerpo asimilia cada uno de los beneficios de la clase. Por último, el cierre de clase suele hacerse con un agradecimiento y el canto de un mantra.

 

Si llevas toda tu atención a cada uno de estos momentos, seguramente vas a sentir que aprovechaste cada minuto.

 

Y tú, ¿qué más recomiendas para asistir a una clase de yoga? 

 

Con información de Greatist


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh