Principal

Consejos para mantener un estilo de vida fit

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Estrategias para ser consistente con el ejercicio

  • Check
  • Que hay muchas formas de estar fit

Cuando se trata de hacer ejercicio, la parte fácil es comenzar. Inscribirte en el gimnasio como parte de tus propósitos del año que empieza no es nada nuevo, lo difícil es mantener tu rutina de acudir a menudo y estar verdaderamente fit (ir a platicar con la toalla en el hombro junto a las pesas no cuenta).

 

Si sientes que tu motivación se desvanece, el clima está como para no salir de casa o simplemente la vida se interpone en el camino, aquí hay algunos tips para seguir adelante:

 

  • Ten una razón poderosa. El motivo por el que te decides a ejercitarte es clave para saber si mantendrás tu fuerza de voluntad. Sí, ser deportista se promueve como bueno para la salud, etcétera. Pero la realidad es que, si no tienes un beneficio real y tangible (como la reducción de estrés, dormir mejor o hacer amigos), te será complicado continuar en tu misión de quemar calorías y tonificar músculos.

 

  • Comienza poco a poco. Un error bastante común es ir de no hacer nada a lanzarte con todo al mundo del fitness y la dieta. Es probable que en menos de 1 mes te hayas cansado. Lo más recomendable es empezar con dos o tres visitas al gimnasio a la semana (máximo) y combinar con caminatas ligeras. Tener días de descanso permitirá que tu cuerpo se habitúe a las nuevas actividades.

 

  • No te tiene que encantar. Aunque es una ventaja elegir un tipo de ejercicio que disfrutes, no sientas que tienes que amar cada minuto de la escaladora, el paso en bici o tu clase de Pilates. Una cosa es que te sientas muy bien cuando termines y descanses mejor, y otra es que no te cueste trabajo y algo de dolor. ¡Sé sincero!

 

  • Sé amable contigo. El cansancio, la depresión, el estrés laboral y las demandas de la paternidad son factores que influyen de forma importante en tus ganas y tu motivación para hacer ejercicio. Así que antes de pretender armar tu rutina, sé realista para establecer el tiempo que eres capaz de dedicarle. Olvida el ideal de ir a entrenar 5 días a la semana. Si te presionas demasiado, terminarás por fracasar en tu misión y es más probable que desistas por completo.

 

  • No te apoyes en la fuerza de voluntad. Si la necesitas para ejercitarte es que no quieres hacerlo realmente. Plantéate la actividad física como el medio para un fin específico. ¿Cómo te sientes cuando lo haces?, ¿qué sensaciones tienes después?, ¿cómo te puede beneficiar el día de hoy?

 

  • Hazlo breve pero conciso. No es preciso que realices rutinas extenuantes de 1 hora. Puedes hacer pequeños (pero muy completos) workouts de 15 minutos que, a la larga, te traerán mejores resultados.

 

  • Entrena en casa. Si tu tiempo disponible es muy escaso, el tráfico un caos o no puedes dejar a tus hijos solos, considera hacer ejercicio en la comodidad de tu hogar. No necesitas mucho equipo; basta con un tapete de ejercicio, unas pesas pequeñas y algo de imaginación. Si no tienes pesas, puedes usar un par de botellas de agua o incluso cartones de leche. Puedes recurrir a los abdominales, las planchas y las sentadillas. Complementa con algún tutorial de yoga y ¡listo!

 

Con información de The Guardian


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh