¿Qué son y cómo se tratan las aguas residuales?

Harmonía / 2017-06-12

Los seres humanos utilizamos agua para la gran mayoría de nuestras actividades diarias, desde cocinar y bañarnos, hasta ir al baño. Por eso se conoce como aguas residuales a todas aquellas que resultan contaminadas por su aprovechamiento humano.

 

Las aguas residuales se catalogan en distintos tipos dependiendo de su origen. Por ejemplo, se llama aguas negras a las que se contaminan con heces u orina, como aguas servidas a las que provienen del uso doméstico y como aguas cloacales a las que pasan por las alcantarillas, pero en realidad cualquiera de estas distinciones forma parte del término "aguas residuales".

 

Las aguas residuales son un desecho contaminante que si no se trata de manera correcta, libera sustancias tóxicas para la salud del ser humano. Por eso es importante que las aguas residuales se transporten a centros de tratamiento mediante un sistema de alcantarillado, con el cual los citadinos estamos muy familiarizados. ¿Sabes qué pasa después?

 

Las aguas residuales son tratadas mediante procesos físicos, químicos y biológicos que eliminan contaminantes presentes en el agua. Así no dañan la salud de las personas y pueden utilizarse de diversas maneras. Los procesos para tratar el agua son los siguientes:

 

  • Tratamiento preliminar

Elimina residuos fácilmente separables. Se remueve la basura de grandes tamaños para que el agua pueda ser tratada con libertad.

 

  • Tratamiento primario

Procesos de sedimentación y tamizado. Tiene que ver con almacenar el agua en envases con contaminantes hasta que la sustancia comienza a purificarse por la sedimentación de los contaminantes.

 

  • Tratamiento secundario

Con tratamientos aerobios y anaerobios, así como con conocimiento físico-químico se reduce la mayor parte del dióxido.

 

  • Tratamiento terciario

Reducción final del dióxido, los metales pesados y los contaminantes químicos, así como eliminación de patógenos y parásitos.

 

La ventaja de reutilizar el agua es que se aprovecha un desecho y así se mejora el equilibrio del medio ambiente, al mismo tiempo que se reduce la contaminación que se genera por el consumo de agua en los hogares.

 

Fuente

Tierramor

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: