Una programación de tus células podría determinar cuánto vivirás

Harmonía / 2018-07-10

Un nuevo estudio científico sugiere que las células del cuerpo humano son capaces de decirnos cuánto tiempo de vida nos queda.

 

La hipótesis es la siguiente: existe una parte de todas las células llamada nucleolo, y los científicos piensan que esta estructura puede jugar un papel importante en el proceso de envejecimiento. Esto se descubrió debido a que durante un experimento de mutación en gusanos, uno de ellos vivió durante 46 días, cuando la vida promedio de este animal es de 22. El gusano tenía una mutación en el nucleolo.

 

Esta parte de la célula es muy pequeña, apenas un punto dentro del núcleo, y todas las células con núcleo, vegetales o animales, lo tienen. El doctor Adam Antebi, biólogo celular del Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento, en Alemania, comenta que el nucleolo podría jugar un papel importante en la regulación de la vida de los animales.


El nucleolo es la fábrica de ribosomas de la célula. Los ribosomas producen proteínas que luego las células utilizan para construir paredes, formar tejidos, comunicarse y comenzar, detener y ralentizar las reacciones que ayudan a que la célula funcione, y utiliza alrededor del 80% de la energía de toda la célula para este trabajo. Qué tan bien equilibra estas tareas influye en la salud y la vida de una célula, y en ciertos tipos, su tamaño tiene algo que ver con eso.
 

El nucleolo puede aumentar y disminuir su tamaño en respuesta a los nutrientes y señales de crecimiento disponibles en el cuerpo: cuantas más señales de crecimiento intercepta, más ribosomas produce y se hace más grande para contenerlos pero, de manera misteriosa, eso también acorta la vida del organismo. Sin embargo, cuando su “alimento” se restringe o la vía metabólica se ralentiza, los nucleolos se contraen, producen menos ribosomas y las células viven más tiempo.

 

El doctor Antebi cree que a medida que el nucléolo se hace más pequeño comienza a “remodelarse” para aprovechar al máximo los suministros disponibles, en un proceso bien coordinado.



Una sustancia llamada rapamicina bloquea las señales metabólicas y extiende la vida en diferentes especies de levadura, gusanos y moscas de la fruta. Los investigadores descubrieron que la restricción dietética y el ejercicio redujeron los nucleolos en las células musculares de algunas personas mayores de 60 años.

 

Evidentemente se necesita de más investigación para confirmar esta hipótesis, pero los avances seguramente se darán a pasos agigantados. Por ahora, es una buena noticia para la humanidad y un gran triunfo para la ciencia.
 

Con información del NYTimes

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: