Principal

Duerme bien en esta temporada de frío

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Recomendaciones para dormir mejor

  • Check
  • La calidad del sueño disminuye con el frío

Los días más fríos están por venir. Enero es el mes que registra las temperaturas más bajas del año; por ello no hay que descuidarse ante el clima, ya que hay problemas respiratorios que pueden agravarse en esta temporada.

No sólo son las inclemencias a las que te expones al salir a la calle, también ocurren en casa; por ello debes tomar precauciones, porque pueden afectar tu vitalidad.


 
Durante la noche, el síndrome de apnea obstructiva del sueño y el ronquido se agravan; son, para muchos, enemigos de la temporada, además de que el trastorno respiratorio diurno aumenta en frecuencia y en severidad. El doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS), comparte que esto se debe a varios factores, como la mayor probabilidad de contraer el típico resfriado invernal, situación que provoca inflamación de los tejidos de la garganta y con ello el aumento en la intensidad del ronquido y sus complicaciones. 

 
Cuando inicia la época de frío es difícil conciliar el sueño, ya que se presentan diversos trastornos a la hora de dormir. Reyes Haro señala lo siguiente:

 

"La menor cantidad de horas de luz solar o la disminución de la temperatura nocturna constituyen, en coordinación con el reloj biológico humano, mecanismos inductores clásicos y naturales de sueño; en invierno, las bajas temperaturas nocturnas modifican la fisiología del sueño que se expresa en otras temporadas del año".


 

Es necesario dormir bien

 

El buen sueño es necesario, entre otras tantas funciones, para mantener bien al sistema inmunológico. Diversos estudios han mostrado que los niveles de inmunoglobulinas (parte de las defensas del cuerpo) son significativamente mayores en personas que duermen más de 7 horas y presentan adecuadas proporciones de sueño profundo o reparador, por lo que un óptimo descanso puede ser la manera más sencilla y eficaz de defensa, al menos, de gripe.
 
El doctor recomienda estar atentos a los signos de depresión, porque son otro indicador de una patología del sueño, que al ser controlada, provoca una mejoría del estado de ánimo. De igual manera, dormir bien cuando hace frío mantiene el ánimo y la energía en buenos niveles.

 

Cuidado con la comida

 

Una herencia de los antepasados que aún causa estragos en esta temporada: el cuerpo busca la manera de adquirir calor a través de la comida, y los menús de las fiestas no ayudan a controlar este impulso. Seguramente diciembre significó para muchos un descontrol, sobre todo en las reuniones, muchas de ellas cenas, en las que los atracones fueron parte esencial de la mesa. El doctor Reyes Haro comenta que una digestión pesada interfiere con la expresión normal del sueño, además de que es una de las condiciones presentes para que se dé el aumento de peso durante esta temporada. La Organización Mundial de la Salud (WHO) insiste en que dormir no es un placer sino una necesidad. La falta de descanso puede producir problemas gástricos, incremento del apetito y desequilibrio en el rendimiento; por lo mismo, recomienda al menos 6 horas de sueño.
 

Es hora de reajustar el reloj biológico y reducir los compañeros de fiestas: desvelo, alcohol y cigarro. Estas son las recomendaciones del doctor Reyes Haro Valencia para dormir bien a pesar del frío:

 

  • Hacer ejercicio o alguna actividad al aire libre. La exposición a la luz del día fortalece la regulación del sueño nocturno y mejora el estado de ánimo.

 

  • Conservar los horarios convencionales de sueño y de vigilia. Considera el horario laboral y escolar habitual. Las horas de cama en fin de semana son sagradas, pero no debes estar muchas más horas de lo que lo haces entre semana. Al momento de despertar, levántate.

 

  • Evitar la ingesta excesiva de alimentos altos en calorías. El aumento de peso afecta la manera de dormir. Es importante hidratar el cuerpo durante el día y alimentarse con moderación, sobre todo por la noche. 

 

  • Moderar el consumo de bebidas alcohólicas. El exceso de alcohol no sólo afecta la calidad y profundidad del sueño, sino que contribuye al aumento de peso. 

 

  • Reducir el consumo de tabaco. Fumar produce irritación e inflamación de las vías respiratorias, situación que aumenta la probabilidad de adquirir enfermedades respiratorias y, con ello, empeora el sueño.

 

  • Cuidar la temperatura del dormitorio. Es importante usar varias piezas de ropa de cama para evitar despertar por el intenso frío de la madrugada.

Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh