Principal

Dormir, el mejor remedio contra el resfriado

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo puedes dormir mejor cuando estás resfriado

  • Check
  • Por qué dormir es la mejor cura para la gripe

Caldito de pollo, agua, miel con limón, té caliente, ajo crudo, hierbas de todo tipo. Vas a escuchar infinidad de consejos para detener el resfriado, pero en esta época en la que los cambios de temperatura no cesan, lo único que te puede ayudar a mejorar es dormir. Dale a tu cuerpo el descanso que necesita.

 

Tener un sueño reparador es una de las mejores maneras en que puedes ayudar a tu sistema inmunológico a combatir enfermedades. "Muchas de las moléculas y sustancias que circulan en el cuerpo y también dentro de las células, se superponen entre la función inmunológica y el sueño", dice David Rapoport, director del programa de medicina del sueño en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

 

Una forma en que el sueño y el sistema inmunológico interactúan entre sí es a través de la fiebre. El cuerpo usa la fiebre como defensa fisiológica para combatir infecciones. Durante el sueño, se obtiene una mejor respuesta de la fiebre. Eso significa que mientras duermes, tu cuerpo ataca gérmenes y virus de manera más eficiente.

 

Enfermarse, dormir, mejorar. Suena bastante simple, pero el resfriado es molesto, no siempre es fácil dormir con tos, con dificultad para respirar y escurrimiento nasal. "Muchos síntomas de resfrío y gripe parecen empeorar durante la noche y pueden interferir con el sueño justo en el momento crítico en que el cuerpo necesita más descanso", dice el experto en sueño Michael Breus.

 

Cómo dormir mejor cuando enfermas

Sigue los consejos de The Better Sleep Council para conseguir un buen descanso al dormir, aun con gripe:

  • Estar en el lugar y espacio correcto. Para dormir mejor, necesitas un espacio sin luz, fresco y silencioso. La cama, almohada, sábanas y cobijas son tan importantes como el entorno. Asegúrate de invertir en las más cómodas, debes sentirte cómodo y feliz en la recámara.
  • Dormir de lado. Las medicinas para el resfriado pueden venir con efectos secundarios que causan estragos en el sueño. Los descongestionantes, en particular, son conocidos por hacer que muchas personas se sientan nerviosas. Evita tomar estos medicamentos cerca de la hora del sueño. Si necesitas alivio de una congestión nasal prueba un descongestionante en aerosol, que es menos probable que te mantenga despierto.
  • Usa la gravedad a tu favor. Parte de la dificultad de dormir cuando estás enfermo ocurre por acostarte. La presión sinusal se acumula cuando la cabeza está al nivel del cuerpo. El goteo posnasal se acumula en la garganta y produce tos. Utiliza más almohadas para ayudarte a levantar la parte superior del cuerpo.
  • Aire caliente y húmedo. Puedes ayudar a eliminar la mucosidad de las vías respiratorias y calmar la tos con un poco de vapor. Usa un humidificador o vaporizador en tu habitación. También puedes tomar un baño caliente antes de dormir y en la cama disfrutar de una humeante taza de té, y respirar ese calor antes de que la bebida se enfríe. 
  • El buró con todo listo. Si finalmente te quedas dormido, pero la resequedad en la garganta o el goteo de la nariz te despierta, lo más cómodo será tener en la mesita de noche todo listo para responder rápidamente y poder recuperar el sueño pronto. Así que ten junto a ti una caja de pañuelos desechables, un vaso de agua y cualquier otro tratamiento para fácil acceso.
  • Deja de compartir. Si la enfermedad te molesta al dormir, puedes estar seguro de que haces lo mismo con tu compañero de cama. Considera usar la habitación de invitados o el sofá hasta que te sientas mejor. De esta manera, al menos uno de ustedes tendrá asegurado un buen descanso. Además, así evitas contagiar tu resfriado a tu ser querido, y eso es amor.

Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh