Principal

¿No te crece el cabello? Estas podrían ser las razones

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Las causas detrás del crecimiento lento del cabello

  • Check
  • Remedios para tu cuero cabelludo

Siempre pasa. Quieres un cambio de look radical y fresco, te cortas el cabello y a las pocas semanas te arrepientes. Extrañas tu larga melena, pues es más versátil para peinados y estilos de llevarlo. Hay varias razones para que no te crezca tan rápido como quisieras, por ejemplo:

 

Genética

El crecimiento de la cabellera consta de tres fases: la fase anágena es cuando crece, la fase catágena es cuando está en transición y la fase telógena es cuando se cae. El ciclo varía de persona a persona y es así desde el nacimiento. Hay gente a quien la fase de crecimiento le dura 2 años y también hay a quien le dura 7 años. Trata de recordar si tu cabello tarda mucho en crecer desde pequeño. Si tu respuesta es afirmativa, tu problema es genético. Puedes acudir a un dermatólogo para que te ayude en este proceso con un tratamiento acorde a tus necesidades.

 

Asimismo, si tu cabello es ondulado o rizado, puede ser que creas que te crece muy lentamente, pero en realidad es una cuestión de percepción. Alarga cada mechón lo más que puedas y mide hasta dónde te llega; tal vez así cambie tu opinión.

 

Alimentación

Cuando ese trata de absorber nutrientes esenciales de los alimentos, el cuerpo tiene una larga lista de prioridades que vienen antes que la melena. Así que si no consumes suficientes vitaminas y minerales, tu cabello es uno de los primeros afectados. Para recuperar la salud de esta parte del cuerpo, necesitas consumir suficientes frutas, verduras, alimentos ricos en proteínas y mucha agua. En este caso te ayuda especialmente elegir aquellos que contienen colágeno, como las legumbres, los frutos secos y el pescado azul.

 

Edad

Con el paso de los años los procesos del cuerpo cambian, y el caso del cabello no es la excepción. A partir de los 30 años la producción de colágeno comienza a reducirse de una forma muy sutil, que sólo se empieza a notar más adelante en la vida. Aunque es un proceso de lo más natural que hay que asimilar, puedes apegarte a una buena alimentación para equilibrar esta disminución.

 

Estrés

Cuando experimentas cuadros prolongados de estrés intenso, uno de los síntomas físicos más comunes es la dermatitis. Aunque puede no ser evidente a simple vista, el cuero cabelludo suele llevarse la peor parte. La irritación excesiva provoca que se inflamen los folículos, y ello impide un crecimiento normal del cabello. Si tu conflicto de estrés es crónico, no sólo notarás que tarda en crecer, sino que también experimentarás un aumento en su caída.

 

Para remediar esta situación, intenta con la práctica de mindfulness (atención consciente) y simplemente relájate.

 

Con información de Psicología y Mente


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh