Principal

Consejos para vivir mejor con incontinencia urinaria femenina

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Tips para que la incontinencia no afecte tu calidad de vida

  • Check
  • Cambios de hábitos útiles cuando tienes incontinencia

La incontinencia urinaria consiste en una pérdida involuntaria de orina, la cual surge sobre todo al toser o hacer un esfuerzo; también puede manifestarse como una necesidad repentina de orinar y la incapacidad de retener la orina, por lo que no da tiempo para llegar al baño.

 

Este padecimiento puede presentarse a cualquier edad, tanto en hombres como en mujeres; sin embargo, es más común en ellas, sobre todo en quienes han tenido varios hijos y partos vaginales. 

 

Entre los principales factores que ocasionan incontinencia urinaria está el debilitamiento de los músculos del suelo pélvico, los cuales se encargan de sostener la vejiga. Dicho debilitamiento puede ser causado por medicamentos, partos vaginales, cirugías en la zona pélvica, sobrepeso u obesidad, consumo excesivo de tabaco e infecciones vaginales.

 

Aunque la incontinencia no es un padecimiento grave, en el sentido de que no pone en riesgo tu vida, sí es algo que puede afectar emocionalmente, dañar la autoestima y cambiar el día a día de quienes deben vivir con ella, ya que muchas veces limitan sus actividades o prefieren no salir de casa por temor a que ocurra un accidente. 

 

Las siguientes recomendaciones te pueden ayudar a mejorar tu calidad de vida cuando tienes incontinencia, para evitar que el padecimiento afecte tu rutina diaria y puedas seguir con todo lo que haces normalmente sin preocuparte por los repentinos accidentes.

 

Prueba los productos que te ayudan a sobrellevarla

La incontinencia no debe ser un motivo para dejar de realizar tus actividades normalmente ni para dejar de disfrutar de tu vida social. 

 

Quizás en tu mente sólo estén los incómodos y voluminosos pañales para adulto, pero las cosas han evolucionado y ahora en el mercado existe una completa variedad de productos que se pueden adaptar a distintos estilos de vida.

 

Entre esos productos están las toallas sanitarias especiales para incontinencia, las cuales puedes llevar a todos lados y cambiar fácilmente como las toallas convencionales. Además, hay ropa interior desechable, que es cómoda y discreta. E incluso los pañales han mejorado y ahora ofrecen una mayor absorción y comodidad para los pacientes geriátricos.

 

Así que infórmate acerca de estos productos, elige el más adecuado para ti y no dejes que la incontinencia te limite.

 

Cambia algunos de tus hábitos

Modificar algunos hábitos puede ayudarte a prevenir y reducir las fugas de orina. Por ejemplo, en cuanto al consumo de líquidos, es importante que mantengas una buena hidratación, pero procura ingerir la mayor parte de la cantidad de agua que tomas diariamente durante la mañana, y disminuye gradualmente la cantidad conforme avanza el día, para que en la noche tu vejiga no se llene y evites accidentes mientras duermes. 

 

Otra recomendación es que trates de ir frecuentemente al baño, con el fin de disminuir la cantidad de orina que se escapa, y procura hacerlo en intervalos regulares, para ayudar a tu organismo a acostumbrarse a esos ciclos. 

 

También es importante que evites el consumo de alcohol y alimentos o bebidas que son diuréticos, para evitar la formación de más orina de la normal. Fumar es otro factor que empeora los casos de incontinencia, así que si fumas, es importante que consideres dejar de hacerlo para mejorar tu calidad de vida en todos los sentidos. 

 

Ejercita los músculos de la pelvis

Ya que la incontinencia surge por el debilitamiento de los músculos pélvicos, una forma de mejorar tu condición y reducir las fugas de orina es justamente al fortalecerlos. Para ello, resultan de gran ayuda los ejercicios de Kegel.

 

Para realizarlos, imagina que intentas retener la orina, aprieta los músculos pélvicos, siente cómo se tensan y luego suelta. Respira con normalidad mientras lo haces y evita retener el aire. 

 

Lo ideal es que mantengas los músculos tensos durante 10 segundos y relajados otros 10, pero puedes empezar con 5 y 5 segundos, y aumentar el tiempo gradualmente. Haz una serie de 10 repeticiones al menos tres veces al día. Lo más importante para que esto resulte efectivo es la constancia, así que vuelve estos ejercicios parte de tu rutina diaria.  

 

Evita las irritaciones

Para que estés más cómoda a lo largo del día, es importante prevenir la irritación de tu zona íntima a causa de la acumulación de orina. 

 

Para ello, la higiene es fundamental, por lo que es importante que cambies la ropa interior o toalla sanitaria cada vez que sea necesario. Además, limpia y seca muy bien el área cada vez que vayas al baño y cuando realices el cambio de las prendas.

 

Procura usar productos especiales para la incontinencia de orina y elige aquellos productos que te ofrezcan una mayor absorción, control de olores y características o ingredientes adicionales que ayuden a evitar la irritación. También puedes combinar su uso con la aplicación de cremas especiales para evitar irritación y rozaduras.

 

Con información de Mejor con Salud y Depend


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh