La falta de descanso es un camino rápido hacia la depresión

Harmonía / 2018-03-09

Tener un buen descanso de 8 horas diarias es lo ideal para mantener una buena salud y un equilibro tanto mental como emocional. Nuestro organismo lo necesita para restablecer todas las funciones corporales. El sueño es reparador y sus beneficios se extiendes a todos los ámbitos: promueve la regeneración celular y el afianzamiento de aprendizajes nuevos en la memoria, la producción de hormonas elementales para el crecimiento de huesos y músculos, y tiene otros incontables beneficios relacionados con estar de buen humor y con positividad. Las horas de sueño son sagradas.

 

Por lo tanto, resulta lógico pensar que privarnos de las horas adecuadas traerá consigo muchos problemas, y uno de los más inmediatos golpea directo en nuestro estado de ánimo y equilibrio mental. Su estabilidad puede verse seriamente afectada, provocando la aparición de cuadros de ansiedad y posteriormente, si la privación de descanso avanza, cuadros de depresión. Ambas consecuencias son bastante graves si no se detienen a tiempo.

 

Las primeras señales de que ya llevamos un buen tiempo teniendo deficiencias en el  descanso son sensaciones semidelirantes, cercanas a estar “borrachos” en todo momento, así como pensamientos negativos, obsesivos y repetitivos como flashes. Según estudios publicados en el Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry, estas sensaciones son la antesala a cuadros de ansiedad y posteriormente de estrés. La ansiedad sube nuestros niveles de estrés, el estrés puede traer consigo depresión y la depresión puede generar mucha más ansiedad, creando un círculo vicioso del que cada vez se vuelve más complejo salir.

 

No procurarnos un buen descanso de entre 6 y 8 horas implica riesgos altos, pues además, la falta de sueño debilita el sistema inmunológico y nos vuelve más propensos a contraer enfermedades. Así que ya lo sabes: si quieres mantener una buena salud, planea tus rutinas diarias para que tus horas nocturnas no se vean afectadas. Una buena alternativa para poder dormir lo suficiente es usar técnicas de meditación y respiración. En este link encontrarás una manera sencilla y efectiva para llevarlo a cabo.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: