Principal

La importancia de la hidratación durante el embarazo

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo debe ser la hidratación durante el embarazo

  • Check
  • Beber agua es importante para la salud de la mamá y del feto

El embarazo es una de las etapas más bellas e importantes en la vida del ser humano. Para la mujer, es un período donde experimenta cambios físicos y emocionales, pero también uno donde debe cuidar más su salud, por su vida y por la del bebé.

 

En esta etapa de gestación son muy importantes los buenos hábitos para mantener una óptima salud y para un adecuado desarrollo del feto, por lo tanto, es necesario hacer ejercicio (uno adecuado para cada etapa) y una buena alimentación e hidratación. ¿Sabes por qué es tan importante beber agua en el embarazo? Durante este período se incrementan las necesidades de ingesta de agua, porque ésta interviene en procesos de desarrollo del bebé. 

 

El doctor Pedro Hernández Padilla, gineco-obstetra del Hospital Ángeles México, explica que durante el embarazo es particularmente importante la hidratación. "Todos los órganos del cuerpo de la mamá trabajan con mayor intensidad, lo hacen a su máxima capacidad y un poco más". El especialista indica que la correcta hidratación ayuda a que el funcionamiento del organismo sea óptimo, a reducir el estrés y a que el sistema urinario trabaje de la mejor manera.

 

Los riñones también se benefician al beber agua todos los días, pues se limpian y se puede reducir el riesgo de padecer diabetes gestacional e infecciones urinarias, que son muy comunes durante el embarazo. Con el buen hábito de la hidratación también se puede evitar la retención de líquidos, por lo que beber agua es totalmente necesario para facilitar su eliminación y evitar los pies o tobillos hinchados y problemas de hipertensión.

 

También es muy importante reducir el consumo de sal para no tener estos problemas. Se debe tener especial cuidado si se tienen antecedentes de diabetes en la familia. El especialista advierte que el azúcar, además de los estragos a la salud ya conocidos, también contribuye a la retención de líquidos.

 

En cuanto al líquido amniótico, la cantidad de agua que toma la futura mamá durante el embarazo no tiene nada que ver con la producción del mismo: "El proceso de producción de líquido amniótico está a cargo de la membrana de Amnios". Hernández señala que la cantidad de líquido amniótico sólo depende de lo que produzca el organismo de la mamá: "al igual que con la diabetes, se debe preguntar a la paciente sobre antecedentes familiares de problemas con el líquido amniótico para tener un control más detallado en este aspecto". 

 

El doctor Hernández indica que la hidratación en el inicio del embarazo es importante porque se incrementan significativamente las visitas al baño para orinar. "En etapas más avanzadas del embarazo también aumenta la sudoración debido al aumento de peso". El especialista señala que es necesario poner atención en la necesidad de sales minerales para evitar sufrir los temidos calambres en los pies y las piernas. Es recomendable incluir en la dieta jitomate y plátano, así como evitar las bebidas deportivas, ya que su contenido de azúcar es muy elevado.

 

La correcta hidratación durante el embarazo

  • La mejor forma de hidratarse es con agua pura.
  • Es importante evitar los refrescos y disminuir el consumo de bebidas azucaradas para evitar, entre otros malestares, la retención de líquidos.
  • Es esencial que durante el embarazo se incremente la cantidad de agua, al menos 300 mililitros extra todos los días.
  • Beber un vaso de agua al levantarse, para recuperar el equilibrio hídrico del agua eliminada durante la noche a través del sudor, orina, saliva, etcétera.
  • A lo largo del día, repartir la ingesta de agua, desde la mañana hasta momentos antes de ir a la cama.
  • Llevar siempre una botella de agua o tenerla al alcance, para así poder beber en cualquier momento y lugar.

Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh