Principal

Guía de leches de fórmula para bebés

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Los tipos de leches de fórmula disponibles

  • Check
  • Cómo elegir la mejor para tu bebé

Si la mejor opción para ti y tu bebé es alimentarlo con leche de fórmula o de continuación, ya sea porque no produces suficiente leche o porque tus horarios y exigencias laborales no te permiten seguir con la lactancia, es importante saber cuáles son las opciones. Lo más recomendable es consultar a tu pediatra para que te ayude determinar el tipo de leche ideal para tu pequeño, de acuerdo a su edad y sus necesidades nutricionales.

 

Estos son los factores que debes tomar en cuenta:

  • Edad de tu bebé. La leche de continuación, también llamada lactancia artificial, tiene una composición específica para cada etapa. Existe la leche especial para bebés prematuros o de bajo peso, leche de 0 a 6 meses y leche de 6 meses hasta 2 años.

 

  • Presentación de la leche. Hay tres tipos: la lista para usar (que es la más cara), la líquida y concentrada (hay que añadir la misma cantidad de agua y mezclar) y la más común, que viene en polvo (hay que mezclar una cucharada con 2 onzas de agua).

 

  • Nutrientes que aporta. La mayoría de las opciones en el mercado contienen vitaminas, minerales, probióticos, prebióticos y aminoácidos. En conjunto, mejoran la digestión, facilitan el movimiento intestinal y refuerzan el sistema inmune y las defensas.

 

  • Leches especiales. Son fórmulas para casos específicos; por ejemplo, a base de soya para aquellos bebés intolerantes a la lactosa. Hay fórmula especial para el reflujo, que se espesa con almidón de arroz para los pequeños que no suben de peso lo suficiente a causa del reflujo.

 

Algunas marcas reconocidas en México y lo que ofrecen:

 

Nestlé

Nan Supreme: Está diseñada con una estructura idéntica a la leche materna. Contiene dos oligosacáridos y está libre de aceite de palma.

 

Nan Optipro: Cuenta con la cantidad de proteínas óptima para un bebé lactante.

 

Nidina: Refuerza el sistema inmunitario y es amable con el sistema digestivo.

 

Nidina Bio: Es biológica y de fórmula hipoalergénica. Tiene inmunonutrientes protectores como zinc y hierro. Tampoco contiene aceite de palma.

 

Abbott

Similac Isomil: Base de proteína de soya, para aquellos bebés intolerantes a la lactosa o si simplemente eliges no darle proteína de origen animal.

 

Similac Total Comfort: Es baja en lactosa y está parcialmente hidrolizada. Es decir, sus proteínas están partidas en fragmentos más pequeños. Esto evita que el bebé desarrolle intolerancias o alergias.

 

Similac Sensitive: Es una combinación de carbohidratos con jarabe de maíz y sacarosa. Contiene luteína y DHA, que contribuye al desarrollo del cerebro y la vista. Sin lactosa.

 

Mead Johnson

Enfamil Premium: Se compone de hierro, una mezcla de prebióticos y más de 14 neuronutrientes.

 

Danone

Aptamil Premium Pronutra: Contiene ácidos grasos poliinsaturados y omega 3. También vitaminas A, C, D y hierro.

 

Recuerda que la leche materna contiene hormonas, enzimas activas y otros nutrientes que no pueden ser duplicados. Si te es posible, siempre será más recomendable amamantar. Aunque las fórmulas son una gran alternativa para muchas situaciones que viven las mamás y sus bebés. 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh