Principal

Cuidados faciales en el embarazo

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cambios en la piel durante el embarazo

  • Check
  • Cuidados para el rostro en cada etapa

El cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios durante el embarazo, pero la piel no es un tema que se toque mucho. Sin embargo, la complexión puede cambiar drásticamente durante las múltiples fases que implica formar un nuevo ser humano. Desde el momento en que dejas de tomar anticonceptivos hasta el posparto, y todo lo que está en medio.

 

Como futura mamá, te toca reinventar tu dieta, tu armario y tus hábitos de sueño; todo para acomodar a un pequeño huésped en tu útero. Es importante que incluyas tu cuidado facial en esta lista. Puedes prevenir problemas que algunas veces acompañan el embarazo y asegurarte de que el bebé no se exponga a los químicos dañinos en alguna de tus cremas de confianza.

 

Lo primero que debes saber es que hay muchos cambios que pueden ocurrir y no hay manera de predecirlos. Tampoco hay dos embarazos iguales, así que no hay una rutina de cuidado facial que aplique para todas las mujeres. Una persona puede tener una experiencia completamente distinta a otra, de acuerdo con su información genética y otros factores ambientales.

 

Con todo esto en mente, hay algunas recomendaciones que puedes seguir para tener tu piel bajo control en la dulce espera. No todos son malas noticias, ese brillo de embarazada es algo muy real.

 

Antes de embarazarte

Si dejaste de tomar pastillas anticonceptivas, puedes que empieces a notar brotes en la piel. Tu cuerpo está en el proceso de reconexión con su ciclo hormonal natural. Es una pequeña “crisis de sanación” que experimentas mientras se vuelven a regular ciertas funciones. Para ayudar a restaurar el equilibrio, utiliza productos suaves y calmantes (aloe vera) que ayuden a tu sistema en su proceso de desintoxicación.

 

Primer trimestre

Esta etapa suele ser complicada. Puede que estés cansada todo el tiempo y que pases más tiempo del que quisieras en el baño. Las náuseas y vómitos pueden debilitar tu piel, pues todos los nutrientes que está acostumbrada a absorber de los alimentos se necesitan en otras partes de tu cuerpo. Como resultado, tu rostro se puede deshidratar. Elige productos que tengan menos ingredientes y lo más naturales posibles. Aunque esto signifique lavar tu cara con jabón neutro por unos meses.

 

Segundo trimestre

Si notas que te han salido algunas manchas en la cara y el resto del cuerpo, no es tu imaginación. El paño es algo muy común en el embarazo. Debes estar pendiente de no exponerte al Sol sin protección. Utiliza protector solar mineral con ingredientes como zinc y titanio, es perfectamente seguro en tu estado. Para nutrir tu epidermis, elige productos con Vitamina C y ácido hialurónico.

 

Tercer trimestre

Tienes hinchados los tobillos, te duele la espalda y es cada vez más difícil encontrar una posición para dormir cómoda. Es el momento perfecto para uno o varios viajes al spa y un buen facial/masaje de embarazo. Bajar el ritmo y descansar todo lo que puedas ayudará a tu bienestar general, y esto incluye tu piel. Puedes hacer un facial casero con productos ligeros e hidratantes. Aprovecha ese brillo prebebé tan especial.

 

Posparto

Cuando tu cuerpo intenta recuperarse de la tarea monumental que acaba de realizar y además duermes en intervalos de 2 horas, puede que el cuidado facial no esté entre tus prioridades. Al mismo tiempo, muchas mujeres experimentan brotes de acné por el reajuste hormonal. Puedes aprovechar tu tiempo en la regadera para aplicarte alguna mascarilla con minerales que ayude a devolverle el brillo y los nutrientes a tu rostro.

 

Con información de Well and Good


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh