Principal

Conoce más acerca del yoga prenatal y sus beneficios

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Beneficios del yoga prenatal

  • Check
  • Precauciones del yoga prenatal

El embarazo es uno de esos momentos en donde ocurren un sinfín de cambios en tu cuerpo a una velocidad extrema. Los primeros 3 meses son los más importantes y también, para muchas, los días en los que peor te puedes sentir: fatiga, náuseas, dolor de cabeza, etcétera. Por ello, es probable que no tengas ganas de hacer ningún tipo de actividad física, pero más adelante puedes darle una oportunidad. Claro, ello depende de cada quien y de cada cuerpo; los síntomas pueden variar y ningún embarazo es igual. Es, sin duda, un momento en donde tú y tu bebé son la prioridad y debes cuidar de tu salud ante todo

 

Seguramente haz escuchado que el yoga prenatal puede ser de gran ayuda, no solamente durante el embarazo sino también a la hora del parto. Recuerda que antes de leer información acerca de cualquier tipo de ejercicio para tu embarazo, tienes que consultarlo con tu médico. Siempre debe ser él quien apruebe si puedes o no asistir a cualquier clase

 

Sus beneficios 

Así como cualquier otro tipo de clase de preparación para el parto, el yoga prenatal tiene un enfoque multifacético: ejercicios de estiramiento, concentración mental y respiración localizada. Diversos estudios sugieren que sí es seguro para las mujeres embarazadas, pero consúltalo con tu médico. 

 

Te ayudará a: 

-    Mejorar tu calidad de sueño. 
-    Reducir el estrés y ansiedad. 
-    Aumentar la fuerza, flexibilidad y resistencia de los músculos involucrados durante el parto. 
-    Disminuir el dolor de espalda baja, las náuseas y el dolor de cabeza. 
-  Podrás establecer vínculos con otras mujeres embarazadas, y se podrán brindar apoyo mutuamente. 

 

¿Cómo son las clases de yoga prenatal? 

Básicamente tienen la misma estructura que una clase normal de yoga, pero los movimientos, estiramientos, etcétera, son mucho más suaves y enfocados al embarazo. 

 

-    Respiración: se centra en que te concentres en inhalar y exhalar de forma profunda y lenta a través de la nariz. Las técnicas que te enseñarán en una clase de yoga prenatal te servirán para poder reducir o controlar la falta de aliento durante el embarazo y también las contracciones a la hora del parto. 
-    Estiramientos suaves: tendrás que moverte de forma suave, tu cuello, el cuerpo, los brazos, prácticamente todo. 
-    Posturas: esta es la parte esencial de la clase, en donde podrás realizar diferentes asanas de yoga pero con ciertas modificaciones para que no te lastimes. 
-    Enfriamiento y relajación: cuando finalizas cada clase, podrás tener un tiempo para relajar los músculos y restaurar tu sistema respiratorio y cardiaco. Es el momento en que te puedes concentrar solamente en relajarte, en tus sensaciones y emociones. 

 

Pautas de seguridad para el yoga prenatal 

Habla con tu médico. No puedes comenzar con ningún tipo de programa de ejercicios sin antes consultarlo con tu médico. Es probable que si tienes un embarazo de alto riesgo, parto prematuro o alguna otra afección médica, no puedas hacer ejercicio. 

 

Fija metas realistas. A la mayoría de las embarazadas se les recomienda hacer 30 minutos de ejercicio moderado al menos 5 días a la semana. 

 

Modera tu ritmo. Si sientes que no puedes hablar durante una clase de yoga prenatal, puede ser que te exijas de más; bájale un poco al ritmo. 

 

Mantente hidratada y fresca en todo momento. Necesitas practicar yoga prenatal en una sala que esté bien ventilada, y bebe mucho líquido. 

 

Pon atención a todo lo que diga tu instructor. Siempre debes hacerle caso tanto a tu cuerpo como a tu maestro de yoga. Habrá ciertas asanas que no puedas hacer o algunas para las que necesites modificaciones. Pon toda tu atención en ello para que no tengas ningún tipo de lesión.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh