Principal

Un osito para hacer amistosa la terapia intravenosa

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Un oso de peluche acompaña a los pacientes en el hospital

  • Check
  • Para vencer su miedo a los dispositivos médicos, Ella Casano tuvo una idea

Ella Casano, una joven de Connecticut, convirtió su tiempo en el hospital en una oportunidad para ayudar a aliviar el miedo de muchos otros pacientes jóvenes. Ahora de 12 años, Ella fue diagnosticada con una enfermedad autoinmune llamada púrpura trombocitopenia idiopática (PTI) cuando tenía 7 años. "Esta enfermedad hace que su cuerpo ataque y destruya sus propias plaquetas, lo que la pone en mayor riesgo de sangrado o lesión, más que la mayoría de las personas", dijo Meg Casano, madre de Ella.

 

Debido a la PTI, Ella debía recibir infusiones intravenosas cada 6 u 8 semanas. Al igual que a muchos niños pequeños y adultos, este proceso la asustó. "Cuando tuve mi primera terapia, me sorprendió y me intimidó un poco la cantidad de tubos y equipos médicos", dijo Ella.

 

Ella puso atención a su miedo y encontró una solución creativa para disfrazar la medicina. "Entonces, cortó un animal de peluche, usó una pistola de silicón y creó su primer peluche Medi", dijo Casano.

 

Al ver lo encantadas que estaban las enfermeras con la idea, Ella y su madre comenzaron el proceso para patentar, fabricar y distribuir el invento que llamaron Medi Teddy. "El propósito de Medi Teddy es ocultar una bolsa de líquido intravenoso, medicamento o producto sanguíneo del niño que lo recibe y, en cambio, brindar una cara amistosa", dice Casano.

La parte posterior de la bolsa está hecha de malla para que las enfermeras y los médicos puedan ver el estado de la medicina que el paciente recibe. Ella hizo varios prototipos y se los dio a sus enfermeras para que los usaran y le hicieran comentarios sobre cómo mejorarlos. Luego investigó los planes de negocio y diseñó un plan propio para Medi Teddy. Con la ayuda de su madre, busca hacer de la compañía una organización sin fines de lucro.

 

Las Casano lanzaron una convocatoria para recaudar 5 mil dólares para realizar su primer pedido de 500 unidades, y en pocos días superaron su meta con más de 2 mil dólares. "La respuesta ha sido maravillosa: sus enfermeras han probado los prototipos y han dado sugerencias", señala Casano. "Y creemos que estamos listos para producir un producto realmente increíble que puede ayudar a cientos de niños". Una vez que estén listos, planean dárselos a los niños sin costo alguno. 

 

Con información de CNN


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh