Principal

¿Por qué no deberías tomar tus medicamentos con jugo de toronja?

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Medicamentos que no deben combinarse con la toronja

  • Check
  • Reacciones que presenta la toronja con algunos medicamentos

La toronja es una de las frutas más valoradas en las dietas saludables, ya que además de su reducido contenido calórico y su alto aporte en fibra contiene vitamina C y potasio, que son nutrientes que necesita el organismo para funcionar adecuadamente.

 

Sin embargo, el consumo de toronja tiene ciertas contraindicaciones cuando se combina con los medicamentos, pues sus compuestos químicos presentan interacción con algunas de las sustancias que contienen las medicinas, sobre todo en el caso de pacientes que padecen hipertensión o arritmia (palpitaciones irregulares o anormales).

 

Por esta razón, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha exigido que algunos medicamentos que se administran por vía oral incluyan advertencias que prohíban comer toronjas o tomar su jugo mientras dure el tratamiento.

 

Estos son algunos de los principales medicamentos con los que la toronja puede interactuar y generar reacciones adversas:

  • Fármacos llamados estatinas, usados para reducir el colesterol, como simvastatina y atorvastatina.
  • Medicamentos para regular la presión arterial, como nifedipina y pravastatina.
  • Fármacos contra el rechazo de órganos trasplantados, como los que contienen ciclosporina.
  • Medicinas contra la ansiedad, como la buspirona.
  • Algunos corticoides que tratan la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, como los que contienen budesonida.
  • Fármacos para el tratamiento de los ritmos cardiacos anormales, que incluyen amiodarona.
  • Algunos antihistamínicos, como los que tienen fexofenadina.

 

La gravedad de la interacción puede variar según la persona, de acuerdo con el medicamento y la cantidad de toronja que se consuma, por lo que es importante que le preguntes a tu médico si puedes o no consumir toronja durante tu tratamiento. 

 

De acuerdo con la FDA, la principal reacción que genera la toronja con los medicamentos con los que tiene interacción es hacer que una cantidad mayor o menor del fármaco entre al torrente sanguíneo. 

 

Esto se debe a que muchos fármacos se degradan (metabolizan) gracias a una enzima llamada CYP3A4, que se encuentra en el intestino delgado. La toronja contiene un compuesto químico, llamado furanocumarina, que elimina o reduce considerablemente la cantidad de dicha enzima.

 

Así que en vez de ser metabolizado, una cantidad cada vez mayor del medicamento ingresa al torrente sanguíneo y permanece por más tiempo en el organismo, lo cual eleva el riesgo de presentar efectos secundarios ocasionados por la sustancia en cuestión, ya que una dosis tomada con jugo de toronja puede convertirse en algo similar a tomar de 5 a 10 dosis con agua.

 

Por ejemplo, si consumes toronja mientras sigues un tratamiento basado en estatinas para reducir el colesterol, es posible que una cantidad demasiado grande del fármaco permanezca en tu organismo, lo cual aumenta el riesgo de sufrir daños hepáticos y musculares que pueden causar insuficiencia renal.

 

A su vez, los efectos secundarios ocasionados por la mayor presencia en el torrente sanguíneo de fármacos para controlar la presión arterial incluyen hemorragias estomacales, alteración del ritmo cardiaco, daño renal y muerte súbita. 

 

Por otro lado, con ciertos medicamentos, la toronja puede ocasionar el efecto contrario y hacer que una cantidad menor de la necesaria para el tratamiento llegue a la sangre. Así, el jugo de toronja puede hacer que menos fexofenadina (fármaco para aliviar los síntomas de las alergias estacionales) entre al torrente sanguíneo y reducir su eficacia.

 

Este efecto contrario ocurre porque, en vez de alterar el metabolismo, la toronja puede afectar a proteínas que funcionan como medio de transporte para los fármacos y los llevan hasta el interior de las células para su absorción. Como resultado, una cantidad menor del fármaco entra al torrente sanguíneo y el medicamento puede no actuar tan bien.

 

Pero la toronja no es el único alimento que genera reacciones con los medicamentos. Neal Patel, de la Sociedad Real Farmacéutica, señala que la leche puede evitar la absorción de algunos antibióticos si se toma junto con ellos.

 

Por ello es muy importante que consultes con tu médico si el tratamiento que vas a seguir tiene alguna restricción alimentaria o si ocasiona reacción tanto con otros medicamentos como con los alimentos y bebidas que acostumbras consumir.

 

Con información de Food & Drug Administration


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh