Principal

Para aliviar el dolor de coxis, sólo tienes que esperar

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo disminuir el dolor de coxis

  • Check
  • Causas por las que padeces dolor en el coxis

Hay un dolor muy incómodo que, literalmente, puede quitarte el sueño. El dolor del coxis, que generalmente puede ser causa de una caída o de un traumatismo durante el parto, también puede surgir después de sentarse sobre una superficie dura por largo rato o en un asiento con mal ajuste o de movimiento inestable. 

 

El dolor del coxis puede resultar incómodo en la mayoría de los casos, pero según especialistas de la Clínica Mayo pasa por sí solo en pocos meses. Lo que puedes hacer mientras llega el alivio es tomar medicamentos para reducir el dolor. Es importante resaltar que si éste dura más de 2 meses, o si empeora pese a los cuidados, será necesario hacer una cita con el especialista para evaluar la situación.

 

El coxis, o rabadilla, es la estructura ósea que está al final de la columna vertebral y ayuda a sostener el piso pélvico. Al dolor en esta zona se le conoce como coxigodinia y las personas que la padecen normalmente sienten un dolor en dicha área o alrededor de la misma. El dolor puede hacerse más agudo o más intenso después de sentarse o estar de pie durante un largo rato, al tener relaciones sexuales, al orinar o incluso al defecar.

 

El doctor David Bell, especialista de medicina interna en la Clínica Mayo, explica que en algunos casos, el dolor también puede ser producto de los cambios en la postura al sentarse que vienen con la obesidad o la vejez. El especialista aclara que este padecimiento rara vez es consecuencia de algo más grave, como una infección, un tumor benigno o un cáncer.

 

Cómo disminuir el dolor

Por lo general, esta molestia no requiere ningún tratamiento médico. No obstante, si la padeces, los especialistas recomiendan intentar sentarte completamente recto con la espalda apoyada en la silla, con las rodillas al mismo nivel que las caderas, los pies sobre el piso y los hombros relajados. 

 

Aunque lo mejor es evitar acomodarse sobre superficies duras, una superficie demasiado acolchada puede hacer que te hundas de forma poco natural y dolorosa, lo cual tampoco es ideal. Es mejor escoger una silla que brinde apoyo y tenga un acolchado moderado.

 

Si el dolor no se alivia con estos cambios, la opción es inclinarse hacia delante al sentarte para redistribuir el peso. Sentarse sobre un cojín con hueco en el centro o en una cuña con forma de V también puede ayudar a redistribuir el peso a fin de no apoyar todo sobre la zona dolorosa. De igual manera, aplicar calor o hielo sobre la zona adolorida y tomar analgésicos de venta libre puede disminuir el dolor.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh