Principal

Combate el insomnio de manera natural

Time

4 minutos de lectura

Si pasas las noches en vela por no poder conciliar el sueño, deja de dar vueltas en la cama y prepárate para caer en los brazos de Morfeo con ayuda de remedios naturales y terapias alternativas.

 

Además de las recomendaciones de establecer horarios para dormir, no tomar café por la noche, deshacerte del estrés y evitar revisar el celular en la cama, checa estos consejos, que seguro serán más efectivos que contar borreguitos.

 

Leche tibia con miel

Es el clásico remedio de las abuelas, y para muchas personas resulta muy efectivo. Esto se debe a que la leche contiene triptófano, un aminoácido que propicia la liberación de serotonina en el cerebro.

 

La serotonina es un neurotransmisor que interviene en la síntesis de melatonina, la hormona que regula el ciclo del sueño y te ayuda a dormir bien.  

 

Sin embargo, la leche también contiene proteínas que tienen un efecto estimulante en el organismo; por ello, es necesario agregar la miel, cuya azúcar hace que las proteínas del lácteo, excepto el triptófano, se almacenen en los músculos y no afecten la actividad cerebral.

 

Así que, si quieres probar este remedio, pon a calentar una taza de leche, agrega una cucharada de miel y tómala unos minutos antes de ir a la cama.

 

Infusiones herbales

Flores, plantas y hierbas como azahar, manzanilla, tila, valeriana, pasiflora, eucalipto, rosa, melisa, toronjil, lavanda y sándalo, ayudan a calmar el sistema nervioso, ya que tienen efectos sedantes, relajantes y ansiolíticos.

 

Si los tomas por la noche, unos minutos antes de ir a dormir, te ayudarán a estar relajado y conciliar el sueño más fácilmente.

 

Para prepararlos, pon a hervir una taza de agua y agrega una cucharada del té de tu elección. Deja reposar de 5 a 10 minutos y tómalo caliente todas las noches.

 

Infusión de lechuga

Aunque se le suele relacionar más con las ensaladas que con las infusiones para dormir, la lechuga contiene un alcaloide llamado lactucarium, que produce efectos similares a la morfina en el organismo, pero sin sus efectos secundarios. 

 

Para preparar una infusión, por a hervir una taza de agua con dos hojas de lechuga durante 10 minutos. Si quieres darle sabor, al retirar del fuego agrega unas hojitas de menta y deja reposar 5 minutos. Cuela y endulza con un poco de miel. 

 

Si quieres potenciar el efecto, cambia las hojas por un trozo del tronco de la lechuga y deja hervir sólo 5 minutos, ya que ahí es donde se concentra la mayor cantidad del alcaloide.  

 

Aceite esencial de lavanda

El aroma de esta planta ayuda a relajar el sistema nervioso, a combatir el estrés y a conciliar el sueño. 

 

Puedes aromatizar tu habitación al colocarlo en un difusor, o bien, rociarlo en tus sábanas y almohadas. También puedes colocar un poco en tus sienes y entrecejo, o darte un baño de tina y agregar al agua un poco del aceite. 

 

Musicoterapia

La música instrumental y la que incluye sonidos de la naturaleza son un un buen relajante, que ayuda a conciliar el sueño. 

 

Prueba con distintas melodías y arma tu lista de reproducción con las que más te gusten. Ponla a sonar unos 30 minutos antes de ir a dormir, recuéstate y déjate llevar por su ritmo. Lo más probable es que te quedes dormido antes de terminar de escuchar la lista completa. 

 

Medita y respira

Si te gusta meditar, puedes hacerlo antes de ir a dormir para que tu mente se despeje y te relajes. De esta manera, al dejar atrás el estrés y las preocupaciones diarias, te será más fácil dormir para tener un descanso reparador.

 

Si la meditación no es lo tuyo, prueba simplemente con poner atención en tu respiración, sin pensar en nada en particular. Recuéstate y empieza a respirar más profunda y pausadamente, ya que esto hace que el ritmo cardiaco se reduzca y el cuerpo se relaje. 

 

Te puede interesar: ¿Qué hacer para evitar el insomnio?


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh