Principal

Agua fría vs agua caliente para esta época de calor

Time

3 minutos de lectura

Tanto los días anteriores como los siguientes, la Ciudad de México atraviesa por una ola de calor y radiaciones solares sin precedente en las últimas décadas. Para entenderlo, una ola de calor es un periodo atmosférico excesivamente cálido y prolongado. El término depende de la temperatura considerada "normal" en determinada región, así que una misma temperatura que en un clima cálido se considera normal puede considerarse una ola de calor en otra zona con un clima más bajo.

 

Una ola de calor también podría producir un golpe de calor, que es una consecuencia extrema del aumento de la temperatura del cuerpo donde puede intervenir la exposición prolongada a climas calurosos o espacios con poca ventilación. El ejercicio intenso, como en el caso de maratonistas y atletas de alto rendimiento es otro factor que se involucra directamente. Se puede considerar golpe de calor cuando el cuerpo supera los 40ºC y las consecuencias son muy graves, pues a esa temperatura los órganos comienzan a fallar. Los síntomas comienzan con dolor de cabeza, pérdida del conocimiento, resequedad de la piel, desestabilización del ritmo cardíaco y problemas para respirar.

 

Aunque no es tan común que un golpe de calor sea únicamente ocasionado por las altas temperaturas, los malestares generales que causa el calor pueden ser peligrosos y habrá que tomar precauciones. Para prevenir un golpe de calor y otras consecuencias del calor intenso, antes de salir de casa la gente tiene tres opciones: tomar un baño de agua fría, de agua tibia o de agua caliente. Aunque podría parecer lógico y sensato que bañarse con agua fría sea la mejor opción en esta época, también existen argumentos a favor de hacerlo con agua tibia e incluso caliente.

 

Estas son las ventajas que tiene cada una de las opciones:

 

Agua fría

- Te llena de energía y te quita el mal humor ocasionado por el calor.

 

- Ayuda a tonificar tus músculos y a reafirmar tu piel.

 

- Propicia el estado de alerta, la rapidez mental y fortalece tu sistema inmunológico.

 

- En esta época, la sensación es mucho más estimulante y placentera.

 

Agua tibia

- Es la opción más neutral y empleada de las tres.

 

- Bañarte con agua tibia te otorga una sensación de equilibrio térmico aunque sus beneficios no son tan pronunciados como elegir temperaturas más bajas o altas.

 

Agua caliente

- Si hace menos calor afuera que en la ducha, tu cuerpo se sentirá refrescado al salir de ella, durante más tiempo.

 

- Relaja los músculos tensos y disminuye el estrés y la ansiedad.

 

- Abre tus poros y permite una correcta sudoración y desintoxicación.

 

- Permite que tu cuerpo regule su temperatura más rápido.

 

Parte de esta información se ha obtenido de los sitios https://cuidateplus.marca.comhttps://mejorconsalud.com 

 

Como verás, cada opción tiene elementos a su favor que, a su manera, te otorgan bienestar en esta época de clima caluroso. Ahora la decisión queda en ti. ¿Cuál tomarías?


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh