Principal

¿Cuál es la diferencia entre piel seca y piel deshidratada?

Time

2 minutos de lectura

Existen muchos mitos con respecto al cuidado de la piel; uno de ellos es que la piel seca y la piel deshidratada son lo mismo y se combaten igual. Sin embargo, esto es completamente falso. La piel seca es una condición genética; es decir, es una característica que ya viene en tus genes, así naciste porque lo heredaste de alguno de tus padres. Por otro lado, la piel deshidratada puede ser seca, grasa o mixta, que se ha deteriorado porque no recibe la humectación suficiente. Esto no se refiere sólo a cremas o a lociones; de hecho, se refiere mucho menos a eso de lo que te imaginas. 

 

Un piel deshidratada se combate principalmente bebiendo muchos líquidos, de seis a ocho vasos de agua al día. Si no hidratas lo suficiente tu cuerpo, se reflejará inmediatamente en tu piel, que lucirá opaca, cenicienta e incluso podría agrietarse o descamarse. Un primer signo de piel deshidratada es sentirla "tiesa" como tirante. Ojo: muchas veces se siente así sencillamente porque la has lavado con un jabón demasiado agresivo, y esto se soluciona humectándola bien inmediatamente después.

 

Una piel seca no se combate, pues se trata de una condición de nacimiento que no va a cambiar. No obstante, es necesario mantenerla humectada y proporcionarle cuidados específicos. Por ejemplo, evitar los jabones y geles astringentes y el maquillaje en polvo. También, humectar varias veces al día con nuestro producto preferido y aplicar mascarillas hidratantes una vez a la semana.

 

Tanto para cuidar la piel seca como para aliviar la piel deshidratada es importante, además de los abundantes líquidos, consumir alimentos ricos en vitamina E, como frutos secos, aceites vegetales, semillas y hortalizas de hoja verde.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh