¿Cómo prevenir el cáncer de piel?

Harmonía / 2018-06-08

Debido a la ola de calor que se ha presentado en el país los últimos días, la radiación solar por rayos ultravioleta ha superado los niveles que se consideran aceptables y seguros para la salud. 

 

Ante esto, es importante tomar ciertas precauciones para cuidar tu piel de quemaduras y de posibles riesgos de contraer cáncer de piel por excesiva exposición al sol. Sigue estas recomendaciones y cuida tu piel en la temporada de calor.

 

Evita exponerte al sol

Si tus actividades cotidianas te impiden evitarlo, al menos reduce el tiempo que permaneces bajo los rayos solares y usa una sombrilla si debes caminar por la calle. 

 

El Sistema de Monitoreo Atmosférico indica que la radiación solar es mayor entre las 11:30 y 15:00 horas; en este lapso, hay que tener más cuidado y es mejor permanecer en interiores o bajo la sombra. 

 

Usa bloqueador solar

La aplicación de bloqueador en las áreas expuestas de la piel es algo que no debe faltar en tu rutina diaria. Procura ponértelo 30 minutos antes de salir, de modo que pueda ser bien absorbido por la piel para empezar a actuar y protegerla. 

 

Además, si vas a estar en exteriores, te lo debes volver a aplicar cada 2 horas, ya que con la transpiración se cae. Si estás de vacaciones y te metes al mar o la alberca, repite la aplicación cuando salgas del agua.

 

Debido al nivel de radiación que se ha alcanzado en la actualidad, lo más recomendable es que el factor de protección solar de tu bloqueador (FPS) sea por lo menos de 30. En el caso de las pieles claras o muy sensibles a las quemaduras por el sol, es mejor elegir uno de 50. 

 

Evita el uso de camas bronceadoras

El uso de camas de bronceado es incluso más peligroso que asolearte, ya que emiten rayos ultravioleta que son 12 veces más fuertes que los de los rayos directos del sol. Lo mejor es aceptarte como eres y aprender a apreciar tu tono de piel natural, además de sacarle provecho al usar los colores que más te favorecen en ropa, maquillaje y accesorios.

 

Revisa tu piel periódicamente

A la par de tomar las debidas precauciones al exponerte al sol, es importante que conozcas tu piel y la revises periódicamente. 

 

Adquiere el hábito de hacer esta revisión una vez al mes. Observa tu piel de pies a cabeza y si encuentras algún lunar o mancha que apareció de repente, que no desaparece y cambia de tamaño o color, acude lo antes posible con el dermatólogo para que lo revise y descubra de qué se trata. Además, agenda una cita con este especialista una vez al año para que verifique que tu piel está en buen estado. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: