Principal

Un caldito para el alma, pero vegano

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Prepara un nutritivo caldo vegano

  • Check
  • Qué aporta este caldo mineral a la salud

El caldo de pollo (o de sus huesos) es uno de los remedios favoritos cuando se necesita el apapacho para aliviar un malestar, para que la sensación de calidez que te da ayude a aliviar el frío, o simplemente para transportarte a la comida casera y los cuidados de la abuela. Es un alimento que cura el alma y además aporta nutrientes como magnesio, potasio, calcio y colágeno. Suena genial, excepto si eres vegetariano o vegano.

 

Por fortuna, hay grandes opciones para obtener los mismos nutrientes con el poder de los vegetales (menos el colágeno, que es difícil de obtener de fuentes no animales). 


Un caldo mineral

¿Qué hay realmente en este caldo? y ¿en qué se diferencia del caldo de verduras normal? El caldo mineral es una combinación de verduras que se hierven durante 2 horas. El agua se enriquece con los minerales de las verduras, dejando atrás un líquido denso en nutrientes destinado a nutrir el cuerpo. Las verduras serán esencialmente papilla en este punto, por lo que se descarta el consumirlas.

 

Según Rebecca Katz, experta en nutrición, fundadora del Healing Kitchens Institute y cuya receta de caldo mineral ha ganado muchos seguidores, hay dos ingredientes que lo distinguen de otros caldos de verduras: camote y kombu, un tipo de alga comestible. "No los encontrarías en un caldo normal, y son muy densos en nutrientes".

 

Estos son los ingredientes de un caldo mineral: papas rojas pequeñas, zanahorias, cebollas, puerros, apio, ñame, ajo, perejil, granos de pimienta, pimienta de Jamaica, hojas de laurel, agua y sal marina. Mientras que un caldo de verduras tradicional se hace típicamente con agua, ajo, cebolla, apio y zanahorias, los ingredientes adicionales del caldo mineral lo hacen más rico en nutrientes.

 

Beneficios del caldo mineral

"Beber caldo mineral es como llevar tu cuerpo a un spa interno", dice Katz. Prácticamente todos los ingredientes proporcionan un gran número de excelentes nutrientes. Ella dice que los puerros y los camotes hacen que el caldo sea rico en magnesio, lo cual es crucial para la salud ósea y también puede ayudar tanto a la digestión como para los dolores de cabeza. Las papas son una fuente de potasio, que puede contribuir a disminuir la presión arterial, y son importantes para la función muscular.

 

Otros beneficios: las zanahorias proporcionan vitamina C, que puede ayudar a estimular el sistema inmunológico cuando sientes cansancio. Katz agrega que los minerales de las cebollas no sólo son una buena fuente de antioxidantes, sino que también contienen ácido fólico, que ayuda al cuerpo a producir tejido sano.

 

Finalmente, el kombu está vinculado con la buena función tiroidea y podría ayudar a proteger contra el cáncer. De hecho, es por eso que Katz incluye una receta de caldo mineral en su libro, The Cancer-Fighting Kitchen

 

Es fácil de preparar

Katz dice que el caldo mineral es mucho más fácil de hacer que el caldo normal porque sólo tienes que cocer a fuego lento las verduras durante 2 horas; "además, la cáscara de las papas es rica en nutrientes, por lo que no tienes que pelarlas. Todo se puede picar y echar al agua". Este caldo también puedes usarlo como base para cualquier sopa. 

 

La mejor parte del caldo mineral, según Katz, es que es tan delicioso como saludable, sin importar cómo lo consumas. Puedes combinarlo con leche de coco, hierba de limón y jengibre para hacer un caldo de coco con minerales. "O, si quieres aumentar la inmunidad, puedes agregar jengibre y cúrcuma a la receta".

 

Con información de Well and Good


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh