Principal

Señales que manda tu cuerpo cuando necesita vitaminas

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Síntomas que indican una falta de nutrientes

  • Check
  • Alimentos que contienen los nutrientes que tu cuerpo necesita

Seguro has escuchado esa frase de que el cuerpo es sabio. Y es real. Tu organismo tiene procesos que realiza con una gran precisión y perfección, y cuando algo no está del todo bien, lo manifiesta a través de síntomas que te pueden indicar el inicio de una enfermedad o una deficiencia de ciertos nutrientes y vitaminas. 

 

Por ello, es importante que te mantengas atento a esas señales para que, además de la atención médica oportuna, le des a tu cuerpo lo que necesita a través de una alimentación saludable y balanceada.

 

Estos son algunos de los signos que indican que te pueden hacer falta nutrientes, así como algunas recomendaciones para conseguirlos:

 

Acné

Si tu piel sufre de acné, además del problema dermatológico que esta condición implica, ello puede suponer una deficiencia de vitaminas A y E principalmente.

 

Después de consultar con tu dermatólogo y seguir sus recomendaciones para el cuidado de la piel, ayúdale a tu cuerpo al consumir pescados, hígado, yemas de huevo, manteca y vegetales verdes y amarillos, que es donde se encuentra una mayor concentración de vitamina A.

 

Además, procura incluir en tu dieta diaria productos como germen de trigo, hígado, semillas de aceite de oliva y vegetales de hojas como espinaca y coliflor, ya que en ellos existe una importante concentración de vitamina E.

 

Piel seca

Además de dar una apariencia escamosa suele provocar comezón y, en ocasiones, irritación. Se debe principalmente a un déficit de vitaminas A y C. La primera ayuda a mantener la salud de la piel y evitar el envejecimiento prematuro. La vitamina C es importante para la síntesis del colágeno, que el organismo necesita para crear cabello, piel, uñas y tejidos conectivos.

 

Para aumentar en tu dieta estas vitaminas, procura consumir col rizada, pimientos (sobre todo rojos y amarillos), zanahorias, lechuga romana, espinacas, toronjas, naranjas y ciruelas.

 

Caspa

La molesta caspa puede surgir debido a motivos variados como hongos, psoriasis, dermatitis seborreica, parásitos, estrés o por carencias nutricionales, como la falta de vitaminas B2 y B6 o de minerales como el zinc o el magnesio.

 

Puedes añadir estas vitaminas y minerales a tu dieta gracias a alimentos como: chocolate negro, cacahuate, zanahorias, huevo, salvado, nueces, pescado y frijoles.

 

Padrastros

Esos pequeños trozos de piel que se levantan alrededor de las uñas y que muchas veces terminas por jalar y convertir en una fea herida pueden deberse al déficit de proteínas, ácido fólico y vitamina C. 

 

Puedes aumentar estos nutrientes al incorporar en tu alimentación diaria productos cítricos, verduras, carnes rojas y blancas, además de frutos secos.

 

Mal aliento

Las principales causas del mal aliento se encuentran en una mala higiene bucal, pero también puede originarse o agravarse debido a la falta de algunos nutrientes como vitamina B6, zinc o magnesio. 

 

Incrementa tu consumo de estos nutrientes al consumir diariamente alimentos como papas, pescado, plátanos, mariscos y semillas de calabaza.

 

Labios resecos y agrietados

Además de los factores ambientales, como el frío, el viento, el sol y el clima seco, los labios también pueden resecarse y agrietarse debido a condiciones como la deshidratación o la deficiencia de vitaminas del complejo B (B6, B9 o B12).

 

Incorpora este grupo de vitaminas a tu alimentación al comer cítricos, leche, carne, huevos y verduras de hoja verde.

 

Palidez

Las personas que tienen la piel más clara presentan niveles reducidos de vitamina D, lo cual se puede compensar al exponerse diariamente unos minutos la luz solar, con las debidas precauciones de hacerlo a horas en las que la radiación no sea dañina y después de aplicar un protector solar de al menos 15FPS. 

 

Pero la palidez en la piel también puede deberse a la falta de zinc, hierro, biotina, vitamina B6, ácido fólico y vitamina B9. Incluye estos nutrientes en tu dieta al consumir alimentos como: aguacate, plátano, legumbres, carne roja y blanca, frutos secos, brócoli, betabel, hortalizas de hoja verde, lentejas, naranja, germen de trigo, huevo, mariscos, frutos secos y cereales integrales.

 

Recuerda que para mantener una buena salud lo principal es la prevención, para lo cual ayuda mucho tener una buena alimentación. Si presentas estos u otros síntomas, además de enriquecer tu alimentación es importante que consultes a tu médico para que detecte cualquier anomalía y te dé el tratamiento adecuado o un suplemento vitamínico si así lo requieres.  

 

Con información de Reader’s Digest


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh