Principal

Protege a tu corazón con la fibra de avena

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Beneficios de la avena y otros cereales para la salud cardiaca

  • Check
  • 2

Los riesgos de enfermar del corazón están estrechamente vinculados a los niveles altos de colesterol en sangre. Para mantenerlo en equilibrio es necesario considerar un estilo de vida saludable que combine actividad física y una alimentación balanceada . Pero, ¿qué es el colesterol y por qué es importante controlarlo? 

 

El colesterol es un componente presente en la sangre de todo ser humano. Su tarea es producir hormonas que faciliten la digestión de los alimentos. Una alimentación rica en grasas saturadas y calorías induce la producción de colesterol, que cuando se mantiene elevado, forma una especie de capa cerosa en las paredes de los vasos sanguíneos, la cual puede obstruir el flujo natural de la sangre hasta bloquearlo por completo. 

 

El ritmo de vida actual, que puede llegar a limitar el tiempo que tienes para ejercitarte y encontrar opciones de alimentación saludables, contribuye a que el colesterol se eleve y esto tiene implicaciones graves para el corazón. Nadie está exento de que sus niveles de colesterol aumenten y las probabilidades de que esto suceda se incrementan conforme la edad avanza. Por eso es importante comenzar a tomar medidas preventivas cuanto antes. 

 

Una dieta rica en fibra soluble se relaciona positivamente con la disminución de los niveles de colesterol en sangre. La avena, cebada, centeno y quinoa son cereales ricos en fibra soluble, razón por la cual, su consumo dentro de una dieta correcta y un estilo de vida balanceado, ayudan a mantener los niveles de colesterol dentro de parámetros saludables. 

 

Entre estos cereales destaca la avena, que de origen contiene betaglucanos, moléculas que forman una especie de gel cuando entran en contacto con la mucosa del tracto digestivo; los betaglucanos ayudan a absorber los ácidos biliares, que son la materia prima del colesterol.

 

Otra fuente natural de betaglucanos son las algas marinas y ciertos tipos de hongos y setas de origen asiático. El consumo diario de 3 gramos de betaglucanos dentro de una dieta adecuada, tiene un efecto directo en la reducción de los niveles de colesterol sanguíneo.

 

En este sentido, Kellogg’s dio a conocer Nutri Cardio, un cereal que contiene avena y una mezcla de salvado de trigo, arroz entero, trigo entero y maíz. Los betaglucanos de la avena contribuyen a mantener tu corazón saludable, mientras que una alimentación a base de frutas, verduras, semillas y tubérculos, te ayudará a mantener un nivel saludable de colesterol en sangre. 

 

Tener un corazón saludable es posible y basta con un pequeño esfuerzo diario en tus rutinas para evitar mayores complicaciones a medida que avanza tu reloj biológico.

 

Con información proporcionada por Mariana Camarena, Licenciada en Nutrición y Ciencias de los Alimentos. 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh