Principal

Mitos y realidades sobre el metabolismo

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Mitos y verdades sobre el metabolismo

  • Check
  • El organismo puede adaptarse a los buenos y a los malos hábitos

El cuerpo es maravilloso. Cada una de las partes que lo integran cumple distintas funciones para hacerlo trabajar. Una de las tareas más importantes es transformar los alimentos en energía y absorber sus nutrientes a través del metabolismo. Este proceso se divide en dos subprocesos: anabolismo, que es la formación de nuevas moléculas a través de otras más simples, y catabolismo, que es la destrucción de moléculas grandes a pequeñas, para que puedan ser utilizadas en el anabolismo.

 

En torno al tema de la salud física y el bienestar, existen muchos mitos en los que el metabolismo es el actor principal. Aunque estos mitos carecen de fundamento, se han difundido mucho y hacen perder el enfoque cuando la meta es perder peso, mejorar el rendimiento a la hora de hacer ejercicio o tener hábitos de alimentación saludables.

 

Alberto Molás, miembro del Consejo Médico de Herbalife Nutrition desmiente algunos de los mitos más populares en torno a tres aspectos principales: pérdida de peso, ejercicio y hábitos saludables.

 

Mito: El metabolismo se vuelve más lento con la edad

  • Realidad: La principal causa de que el metabolismo mengüe con el paso de los años es que la masa muscular va en decremento. Esto está vinculado con que tanto la intensidad de las actividades que realizas como la cantidad suelen disminuir notablemente. La recomendación es continuar con un estilo de vida activo, tal como menciona la Organización Mundial de la Salud (OMS), y realizar 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa por semana. De esta manera mantendrás el tono muscular de tu organismo. 

 

Mito: Para bajar de peso, debo eliminar las grasas o los carbohidratos de mi dieta

  • Realidad: Cuando uno quiere bajar de peso, el déficit calórico es el factor más importante. Esto quiere decir que se deben ingerir menos calorías de las que se utilizan. La forma más saludable de adelgazar es a través de una dieta balanceada que incluya carbohidratos, grasas y proteínas. Esta dieta debe formar un déficit de aproximadamente 500 calorías al día. Asimismo, no es necesario eliminar al 100% ninguno de los macronutrientes (lípidos, proteínas, hidratos de carbono), ya que se pueden generar descompensaciones

 

Mito: Si realizo un entrenamiento con pesas, desarrollaré un cuerpo muy musculoso

  • Realidad: Un entrenamiento con pesas adecuado tiene muchos beneficios; entre ellos, el fortalecimiento de la masa muscular y el aumento de la densidad ósea. El resultado es un cuerpo más fuerte, más resistente y más tonificado. Cuando entrenas con pesas desarrollas más músculo, lo que a su vez hace que tu metabolismo se acelere, porque el cuerpo necesita más calorías para mantenerse. La actividad física sólo es una parte de una vida activa y saludable, que incluye una dieta balanceada.

 

Mito: Hacer ejercicio por la mañana y con el estómago vacío me ayudará a quemar más grasa

  • Realidad: El último alimento del día se debería ingerir aproximadamente de 2 a 3 horas antes de dormir, y se recomienda de 6 a 8 horas de sueño para que éste sea reparador. Por lo tanto, al despertar llevas de 8 a 10 horas sin alimento, por lo que si realizas actividad física sin haber comido, expones a tu cuerpo a padecer hipoglucemia (poca glucosa en la sangre) con síntomas como hambre, temblor, mareos y debilidad. La glucosa es la fuente primordial de energía en el cuerpo; por eso es importante ingerir de 100 a 200 calorías en forma de carbohidratos y 30 minutos antes de empezar el ejercicio para tener un mejor rendimiento y quemar más calorías.

 

Mito: Debo realizar cinco comidas al día

  • Realidad: Como recomendación general, se deben hacer comidas pequeñas y frecuentes y con una diferencia de 4 horas aproximadamente entre alimentos: desayuno, colación matutina, comida, colación vespertina y cena. El objetivo es no tener apetito entre comidas, porque si esto ocurre, la ingesta más próxima será abundante y puedes consumir más calorías de las que necesitas. Cuando esto sucede, el cuerpo almacena exceso de calorías como tejido adiposo.

 

Mito: Saltarme las comidas hará que pierda peso

  • Realidad: Los tiempos prolongados sin ingerir alimentos (ayunos) provocan que el organismo adopte un "modo de ahorro de energía". Esto quiere decir que el metabolismo se vuelve lento, con la finalidad de soportar los tiempos de ayuno con un mínimo de ingesta, lo cual obliga a comer una menor cantidad de alimentos, ya que si se consume más de lo que se puede metabolizar, el organismo lo ahorra como tejido adiposo, lo que promueve el aumento de peso.

Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh