Principal

¿Es mejor beber café descafeinado?

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Por qué el descafeinado puede ser una mejor opción para ti

  • Check
  • Cómo se descafeína el grano de café, ¿es saludable?

Quizá te ha pasado por la cabeza la idea de dejar de beber café, sobre todo si empieza a afectar tus horas de sueño o porque altera tus nervios. No importa el motivo, no está mal considerar bajarle un poquito a tu consumo de cafeína, porque además en México se toma mucho café y el incremento del consumo de esta bebida se potencia por la expansión de las cafeterías. Según datos de Expo Café & Gourmet, en promedio, cada mexicano consume 1.6 kilogramos por año.

 

¿Qué es el café descafeinado?

El café descafeinado no es sólo un café regular; es un café fresco, pero no dejes que el nombre te engañe. Aunque el nombre sugiere que está desprovisto de cafeína, la mayoría de las bebidas descafeinadas en realidad sí contienen un poco de este estimulante.

 

Debido a que la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos no tiene regulaciones estrictas sobre el descafeinado, puede ser difícil saber exactamente qué hay en cada taza. Sin mencionar que la calidad del grano y los métodos de procesamiento pueden afectar los niveles de cafeína, por lo que una marca de café puede hacerte cosquillas, mientras que otra altera tus nervios.

 

Lo que sí se sabe es que el proceso de descafeinado elimina alrededor del 97% de la cafeína y que en promedio el café descafeinado tiene 3 miligramos de cafeína por taza, en comparación con los 85 miligramos de una taza de café regular.

 

Cómo se produce el descafeinado

Se cree que el café descafeinado se descubrió en la década de 1900 cuando un envío de granos de café se empapó en agua de mar durante el traslado, lo que extrajo parte de la cafeína. Poco después, el comerciante que descubrió el percance recreó estos granos con un solvente químico llamado benceno, un ingrediente de la gasolina y que también se encuentra en los volcanes. Suena rudo, pero la buena noticia es que hoy los procesos para descafeinar son mucho más seguros y ya no son cancerígenos, aunque los químicos aún son parte del proceso.

 

La preparación comienza con los granos sin tostar, que inicialmente se remojan en agua para disolver la cafeína. Hay tres métodos principales, el primero es con químicos. Se utiliza cloruro de metileno, que se usa en los removedores de pintura, o acetato de etilo, que se usa en los removedores de pegamento y esmalte de uñas. Se agregan a la mezcla de café y agua; al evaporarse, se conserva el sabor del grano. 

 

En otro método, llamado Swiss Water Process, se utiliza un filtro de carbón para eliminar la cafeína del agua, lo que lo hace 100% libre de químicos. El tercer proceso también lo mantiene libre de químicos mediante el uso de dióxido de carbono líquido para disolver la cafeína.

 

Aunque los últimos métodos pueden parecer preferibles, la cantidad de químicos que quedan al final del primer método de descafeinado es mínima y la FDA la ha considerado segura. No importa cuál prefieras, ya que las etiquetas no tienen la obligación de informar el método utilizado, por lo que es difícil saber exactamente qué es lo que tomas, a menos de que elijas un orgánico, que no contiene disolventes.

 

Entonces, ¿es una buena opción el descafeinado?

Ya sea descafeinado o regular, el café es rico en antioxidantes; la diferencia es que el descafeinado puede tenerlos en menor cantidad, aunque no deja de brindar sus beneficios. No importa el método que uses para prepararlo, el café puede ayudar a prevenir el cáncer e incluso la diabetes tipo 2.

 

Pero eso no es todo. El café descafeinado tiene muchos atributos positivos, algunos de los cuales se deben a sus niveles más bajos de cafeína:

  • En un estudio en ratas se encontró que los roedores que recibieron suplementos de café se desempeñaron mejor en las tareas relacionadas con la cognición que los que no habían consumido suplementos, lo cual sugiere que el café puede reducir el deterioro mental relacionado con la edad.
  • Se ha demostrado que el consumo de café descafeinado y regular protege las neuronas del cerebro y puede ayudar a prevenir enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson.
  • El café descafeinado puede disminuir la mortalidad, gracias a su efecto positivo en factores de riesgo como la inflamación y la depresión.


No obstante, hay una lista de beneficios para la salud mucho más larga del café regular, lo que no necesariamente significa que sea más saludable; simplemente, los estudios se han enfocado más en la bebida de mayor consumo. Si tienes problemas como reflujo, acidez estomacal y malestar en general después de tomar una taza de café, el descafeinado puede ser una buena opción para ti porque es más suave. 

 

La cafeína también es responsable de otros efectos como ansiedad, insomnio, presión arterial alta y cansancio. Es muy fácil olvidar que la cafeína es una droga, y aunque no es tan adictiva como otras, su consumo regular puede provocar antojos y síntomas de abstinencia.

 

Cuando se trata de café regular, depende de tu respuesta a la cafeína. Si no sufres de efectos secundarios, puedes beberlo sin problema. Sólo trata de limitar tu consumo de cafeína a 400 miligramos por día (de tres a cuatro tazas, según qué tan cargado lo tomes).

 

Te puede interesar: ¿Cuánto café se vuelve demasiado café?


Con información de Greatist


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh