Principal

6 mitos y realidades sobre el metabolismo

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Mitos y realidades sobre el metabolismo y la pérdida de peso

El metabolismo es el proceso que tu cuerpo utiliza para producir y quemar energía a partir del alimento. Además, este proceso es necesario para que el organismo realice funciones como respirar, pensar, digerir, hacer circular la sangre, mantenerse caliente cuando hace frío y mantenerse fresco cuando hace calor.

 

Por otro lado, existe la creencia de que acelerar el metabolismo ayuda a quemar más calorías y aumentar la pérdida de peso, lo cual es en parte cierto, pero es una idea en torno a la que existen más mitos que técnicas realmente funcionales. A continuación puedes conocer algunos de ellos.

 

Mito: El ejercicio acelera tu metabolismo mucho tiempo después de haber terminado de hacerlo

Realidad: Es cierto que tu cuerpo quema más calorías cuando haces ejercicio, especialmente cuando elevas tu ritmo cardiaco con actividades como el ciclismo o la natación. Este incremento en el gasto calórico se mantiene durante el tiempo que dure tu ejercicio. 

 

Incluso es posible que la quema de calorías adicionales continúe aproximadamente 1 hora después de terminar de ejercitarte, pero una vez que dejas de moverte, lo normal es que tu metabolismo recupere el ritmo que tiene cuando estás en reposo.

 

Así que si eres de los que crees que la quema de calorías continúa y sales del gimnasio para comerte unos tacos, una enorme hamburguesa o varias rebanadas de pizza, corres el riesgo de aumentar de peso, por mucho ejercicio que hayas hecho. Cuida lo que comes y no dejes que tu práctica deportiva se convierta en un pretexto para comer calorías de más.

 

Mito: Aumentar la masa muscular te ayudará a bajar de peso

Realidad: Es un hecho que el músculo quema más calorías que la grasa, pero entonces, ¿formar más músculos estimulará el metabolismo? La respuesta rápida es sí, pero sólo en una pequeña medida. 

 

La mayoría de las personas que hacen ejercicio regularmente aumentan pocos kilogramos de músculo, lo cual no es suficiente para hacer una gran diferencia en la cantidad de calorías que queman. Además, cuando no están activos, los músculos queman muy pocas calorías, pues la mayor parte del tiempo, el funcionamiento del cerebro, corazón, riñones, hígado y pulmones representa la mayor parte del metabolismo.

 

Lo que se recomienda es incorporar ejercicios de fuerza, como el levantamiento de pesas, a la rutina diaria, lo cual te ayudará a tener músculos y huesos más fuertes. Y para evitar recuperar el peso extra, también es importante que lleves una dieta saludable.

Mito: Comer ciertos alimentos puede acelerar tu metabolismo

Realidad: Aunque algunos alimentos como el té verde, la cafeína y el chile picante sí pueden dar un pequeño estímulo al metabolismo, no es suficiente como para hacer una diferencia en tu peso. 

 

No existen alimentos mágicos que te hagan perder kilos, así que lo mejor que puedes hacer es mantener una dieta saludable y balanceada, en la que incluyas todos los grupos alimenticios, y sobre todo, que en verdad te nutran y no sólo te llenen de calorías vacías.

 

Mito: Comer más veces al día acelera el metabolismo

Realidad: Existe poca evidencia científica que indique que hacer comidas pequeñas y frecuentes acelerará tu metabolismo. Lo que es cierto es que dividir las comidas en varias porciones a lo largo del día te puede ayudar a controlar la ansiedad y mantener el apetito y la saciedad, para evitar comer en exceso.

 

Entonces, aunque esto no acelere tu metabolismo, sí te puede ayudar a moderar lo que comes. Lo más importante es que sepas elegir qué comer en cada momento y que siempre priorices los alimentos más nutritivos sobre aquellos que contienen más carbohidratos refinados y azúcares. 

 

Mito: Dormir bien por la noche es bueno para el metabolismo

Realidad: Aunque un buen descanso por la noche no acelerará tu metabolismo, lo que sí es cierto es que la falta de sueño puede propiciar que subas de peso. Esto se debe a que las personas que no duermen lo suficiente tienden a consumir más calorías de las que necesitan, ya sea para lidiar con el sentimiento de cansancio o con el estrés y la irritabilidad que les ocasiona la falta de sueño.

 

Es importante que te organices y tengas el suficiente tiempo para dormir. Si tienes problemas para conciliar el sueño, busca maneras de relajarte antes de irse a la cama y asegúrate de que tu recámara sea un espacio tranquilo, silencioso y lo suficientemente oscuro para tener un buen descanso. Además, la meditación puede ser una excelente aliada para un buen dormir; en el siguiente video puedes encontrar una que te será de gran ayuda.

Mito: A medida que envejeces, subirás de peso porque tu metabolismo se desacelerará

Realidad: Es cierto que con el paso del tiempo el metabolismo se vuelve más lento, sin embargo, gran parte del aumento de peso que se da en la mediana edad se debe a la falta de actividad física. En la vida adulta, las ocupaciones y múltiples actividades suelen dejar poco tiempo y ánimo para hacer ejercicio, así que cuando dejas de moverte, tu cuerpo tiende a perder músculo y ganar grasa.

 

El músculo es el encargado de mantener alto el metabolismo, por lo tanto, si disminuye, también lo hará el gasto metabólico. Esto se puede contrarrestar al adquirir el hábito de hacer ejercicio diariamente, así como al consumir porciones más pequeñas y preferir los alimentos saludables.

 

Con información de Medline Plus y Con Salud


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh