Ante los cambios que estamos enfrentando nos interesa saber tu opinión, ayúdanos a mejorar nuestro contenido.

Principal

¿Te has sentido decaído? Mejora tu estado de ánimo con estos tips

Abril 27, 2020


Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Recomendaciones para mejorar tu estado de ánimo y sentirte bien

Hay días en que tus ánimos no son los mejores, sobre todo en esta temporada en que la situación del mundo hace que las emociones sean mucho más intensas. Eso puede hacerte sentir más vulnerable, más sensible y te vuelve más susceptible a caer en cuadros de estrés, ansiedad y depresión.

 

Si has sentido que de pronto tu energía baja y te sientes decaído, sin ganas de hacer nada más que quedarte en cama, no lo hagas, porque eso sólo ocasionará que el desánimo empeore. Así que mejor levántate, date un baño, abre las ventanas para que entren la luz y el aire, y si tienes jardín, patio, azotea, balcón o terraza, sal un momento, respira, siente el aire en tu piel y despeja tu mente.

 

Además, puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones para elevar la vibración de tu energía y mejorar tu ánimo.

 

Enfoca tu mente en lo bueno 

Cuando la tristeza se apodera de ti, lo común es que pierdas el día en dar vueltas y vueltas a lo que te hizo sentir mal y, no conforme con ello, también te pones a recordar otras situaciones pasadas que te han herido. Está bien y es normal sentirte triste en ocasiones, lo que no está bien es quedarte en ese ciclo de negatividad que sólo te hará perder más y más energía. 

 

Esto se debe a que cuando te sientes triste actúa en tu mente un fenómeno llamado disonancia cognitiva, el cual consiste en que tu mente busca cómo confirmar las creencias negativas que en ese momento tiene, así que se dedica a poner atención a todo lo malo que te pasa y te ha pasado. 

 

La buena noticia es que puedes entrenar a tu mente para que se enfoque más en las cosas positivas que en las negativas. Algo que puedes hacer para lograrlo es que cada noche te tomes unos minutos para recordar todos los momentos agradables y bonitos que te han pasado durante el día, y anótalos en un diario. Así tu mente aprenderá a enfocarse más en todo lo positivo que hay en tu vida, en las pequeñas cosas de cada día.

 

Conecta con tu espiritualidad

La práctica espiritual resulta muy benéfica para la salud emocional y mental. Puedes integrarla en tu vida diaria de formas muy diversas, como a través de la oración, para quienes son creyentes o practicantes de alguna religión, mediante la la meditación, el yoga, el deporte, caminar por un bosque o un parque, realizar ejercicios de meditación, hacer manualidades o cualquier otra actividad que te ayude a mantener la atención plena en el momento presente. Al final, el objetivo es el mismo: estar contigo mismo, escuchar tu interior, sentirte.

 

Agradece

Ser agradecido es una gran fuente de felicidad. Así que si no sueles hacerlo, empieza a agradecer por todo lo que tienes, desde lo más grande como un trabajo o un lugar dónde vivir, hasta lo más pequeño y sencillo como el café con el que inicias el día.

 

Agradece también por las personas con las que compartes tu vida, agradece tu existencia en este mundo y la capacidad que tienes de percibir todo lo que te rodea a través de tus sentidos. Intenta que esto sea una práctica habitual hasta que logres incorporarlo por completo a tu vida. Cuando comiences a hacerlo, notarás la diferencia.

 

Conecta con los demás

En una encuesta acerca de la felicidad se le preguntó a los participantes cuáles eran las cosas que los hacían sentir más felices. La mayoría dijo que sentir una conexión con otras personas. 

 

Y es cierto; al final, lo que más te llena y te hace sentir bien es tu relación con otras personas, sobre todo con aquellas con las que se da una conexión especial. Por ello es importante que cuides y cultives tus relaciones, y ten muy en cuenta que lo más importante no es la cantidad de gente que hay en tu vida, sino la calidad de esas relaciones. 

 

Entonces, para mejorar tu ánimo, busca un tiempo para llamar a esos seres queridos que te escuchan, te apoyan, te reconfortan y te hacen sonreír. 

 

Revive los buenos momentos

Si te encuentras en un período de bajón y melancolía, lánzate al mundo de los buenos recuerdos y revive esos momentos memorables que han quedado plasmados en tus álbumes de fotos, ya sean físicos o virtuales. 

 

Después de ojear tus álbumes de fotos, escoge aquellas fotografías que más te gustan y colócalas en un sitio visible para que puedas observarlas con frecuencia; esto será un pequeño detalle que te alegre los días.

 

Otra alternativa es combinar este punto con el anterior y hablar con tus seres queridos acerca de los buenos momentos que han pasado juntos. Compartir fotos, anécdotas y recuerdos te ayudará a tener presente todo lo bueno que ha ocurrido a lo largo de tu vida, para que sepas que los malos momentos son sólo eso, momentos, pues al final van a pasar y la vida sigue, con todo lo positivo que hay en ella para ti.  

 

Vive el presente

Es normal añorar el pasado y preocuparse por lo que te depara el futuro, pero en realidad ninguna de las dos cosas te sirven en el momento actual; es más, incluso pueden perjudicar tu presente y mantenerte estresado y ansioso.

 

Por eso, lo mejor para mantener un buen ánimo es enfocarte en el momento presente, en lo que pasa hoy. No ganas nada con arrepentirte o añorar lo que ya pasó, ni tampoco al preocuparte por lo que ni siquiera sabes si sucederá, o si será como lo imaginas. 

 

Así que la fórmula más importante para estar de buen humor es aprender a vivir el presente. Aprende a fluir con la vida y disfruta de cada instante con la emoción de la primera vez y con la intensidad con la que lo harías si supieras que es la última vez que puedes hacerlo.