Principal

10 formas de fortalecer tu sistema inmunológico

Marzo 12, 2020

Time

6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cambio de hábitos para mejorar el sistema inmunológico

Aunque en los medios todo se maneja como si el coronavirus fuera la peor amenaza a la humanidad, la realidad es que hay cosas mucho peores, sólo que no tienen el foco mediático encima. Basta con ver las cifras de muertes que ocasionan cada año padecimientos como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer.

 

En las noticias sólo se habla del creciente número de personas infectadas y fallecidas en todo el mundo, pero no se menciona que la mayoría (80% de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud) de quienes se han contagiado se recuperan favorablemente de la enfermedad y continúan con su vida normalmente.

 

Por ello, es importante que no te dejes llevar por el amarillismo y mantengas la calma. En vez de vivir con ansiedad y hacer cosas motivadas por el pánico, lo mejor es crear hábitos preventivos, los cuales deberían ser parte de la rutina diaria, no solamente cuando hay una alerta sanitaria, ya que te ayudan a prevenir no sólo el coronavirus sino cualquier otra enfermedad infecciosa o vírica.

 

Así que, más que salir a hacer compras de pánico o usar un cubrebocas (que en realidad no sirve para nada), lo que realmente necesitas es reforzar tu sistema inmunológico, ya que es el encargado de proteger a tu organismo de los virus y gérmenes que están a tu alrededor todo el tiempo.

Las siguientes recomendaciones te pueden ayudar a mejorar las defensas de tu cuerpo.

 

Deja de comer alimentos procesados

Además de que no te nutren, propician el aumento de peso y te vuelven propenso a múltiples enfermedades cardiovasculares y digestivas, principalmente. Por otro lado, reducen la capacidad de tu sistema inmunológico, sobre todo durante la temporada de frío, en la que de por sí las defensas bajan. Por ello, mantener una dieta natural, saludable y balanceada puede aumentar tu inmunidad.

 

Mantén la higiene básica

Tanto en tus espacios como en tu persona, la higiene es fundamental, no sólo para prevenir el coronavirus sino todo tipo de enfermedades contagiosas, ya sean infecciosas u ocasionadas por virus. 

 

Mantén limpios los objetos y superficies de uso común en tu casa y oficina. Lava tus manos cada vez que sea necesario, sobre todo antes de manipular alimentos, cuando llegues de la calle o si estuviste en contacto con objetos o superficies que son tocados por otras personas. También evita tocarte la cara con las manos sucias, sobre todo ojos, boca y nariz.

 

Evita los lácteos

Además de que a muchas personas les caen pesados, su consumo causa la producción de flemas que congestionan los pulmones. Así que lo mejor es evitarlos, sobre todo si sueles padecer de las vías respiratorias o si te enfermas.

 

Consume caldo de huesos

Este caldo contiene colágeno, que es benéfico para la salud intestinal y ayuda a reforzar el sistema inmune. Además, contiene aminoácidos y nutrientes que ayudan a prevenir la inflamación, misma que al ocurrir afecta al sistema inmunológico. Por otro lado, ayuda a mantenerte hidratado, lo cual es benéfico ante las enfermedades respiratorias. 

 

Te puede interesar: Caldo de huesos: el elixir dorado para mejorar tu salud

 

Aprovecha las propiedades del sauco

El sauco es una planta conocida por sus propiedades medicinales, especialmente en lo que respecta al tratamiento de enfermedades respiratorias. Se pueden usar tanto las flores como las hojas y las bayas. 

 

Una de sus principales propiedades es que puede reducir la gravedad y duración de los síntomas del resfrío y la gripe. Ayuda a la sudoración y a la descongestión. Es un antitusígeno, ideal para combatir la tos, la faringitis y la amigdalitis.

 

La forma más común de tomarlo es mediante una infusión hecha con las flores. Prepárala con una cucharada de flores de sauco secas por cada taza de agua hirviendo, deja reposar alrededor de 5 minutos, cuela y bebe; si lo deseas, puedes endulzar con un poco de miel.

Incluye en tu dieta alimentos ricos en zinc

Este mineral es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Puedes encontrarlo en alimentos como: carne de res o cerdo, mariscos (cangrejo y almejas, principalmente), frutos secos como avellanas y almendras, cereales integrales, semillas de calabaza y cacao (chocolate amargo).

 

Además, existen suplementos vitamínicos de zinc destinados a personas que puedan presentar un déficit en su organismo. No obstante, un exceso de este mineral puede ocasionar problemas de salud, por lo que no debes automedicarte y lo mejor es que consultes con tu médico antes de consumirlos.

 

Consume vitamina C

Esta vitamina fortalece el sistema inmune y ayuda a prevenir enfermedades respiratorias o a hacer que sean menos severas, pues el organismo es capaz de combatirlas de mejor manera.

 

Encuentra esta vitamina en frutas como: melón, cítricos, kiwi, mango, papaya, piña, fresas, frambuesas, arándanos y sandía, así como en verduras como: brócoli, col de bruselas, coliflor, pimientos rojos y verdes, tomates y espinacas (en general, verduras de hojas verdes).

 

Consume probióticos

El 70% del sistema inmune se encuentra en el intestino, por lo que mantenerlo saludable es una prioridad. 

 

Los probióticos ayudan a reparar las bacterias vivas en el intestino, lo cual se traduce en un sistema inmunológico fuerte. Lo mejor es que tú mismo puedes prepararlos en casa para consumirlos todos los días.

 

Te puede interesar: Mejora tu salud digestiva con estos probióticos hechos en casa

 

Aprovecha los beneficios de los aceites esenciales

Puedes ponerlos en distintas partes de tu cuerpo, usarlos en un difusor, colocar unas gotas en un pañuelo para olerlo, o incluso utilizarlos para la limpieza de tu casa, como el caso del aceite de árbol del té, que ayuda a desinfectar. 

 

Los aceites esenciales que pueden ser usados para mejorar el sistema inmune y aminorar la sintomatología en casos de gripe, influenza, resfriado, tos, catarro, sinusitis, faringitis, bronquitis y neumonía son: eucalipto, árbol del té, limón y equinácea.

 

Te puede interesar: ¿Qué son, para qué sirven y cómo se usan los aceites esenciales?

 

Conserva la calma y mantente positivo

No te obsesiones con el coronavirus ni caigas en pánico ante la situación actual. No te dejes llevar por las noticias alarmistas que comparten los medios sensacionalistas y mejor infórmate en fuentes oficiales y confiables, como la Organización Mundial de la Salud. 

 

Toma las debidas precauciones y sigue las recomendaciones básicas que se han dado para prevenir el contagio. Chécalas en la siguiente infografía:

 

Con información de Elephant Journal


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh