Ante los cambios que estamos enfrentando nos interesa saber tu opinión, ayúdanos a mejorar nuestro contenido.

Principal

¿Dificultad para respirar bajo el cubrebocas? Ejercita tus pulmones

Junio 17, 2020


Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • 4 consejos para fortalecer tus pulmones

  • Check
  • Fortalecer tus pulmones te permitirá tolerar más el CO2

Junto con el distanciamiento social, usar cubrebocas es una práctica esencial para reducir el contagio de covid-19. Desafortunadamente, los cubrebocas pueden dificultar la respiración, y algunas personas incluso temen que su uso conduzca a hipercapnia (elevación anormal de la concentración de dióxido de carbono –CO2– en el torrente sanguíneo).

 

Para ayudar a calmar tus temores relacionados con los cubrebocas, algunos expertos explican cómo pueden afectar los niveles de oxígeno y dióxido de carbono y comparten consejos para fortalecer tu salud pulmonar.

 

¿Cómo pueden afectar los cubrebocas tu respiración?

"Nuestros pulmones permiten el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono, que es esencial para que el cuerpo funcione", explica el doctor Robert Graham. Debido a que los cubrebocas cubren la nariz y la boca, pueden dificultar la respiración. 

 

Brian MacKenzie, entrenador de alto rendimiento, señala que los cubrebocas pueden incluso atrapar dióxido de carbono, lo que podría ser peligroso para personas que son intolerantes al CO2. "La intolerancia al CO2 significa que no usamos nuestros pulmones tanto y no usamos O2 de manera óptima", dice MacKenzie.

 

Según un estudio, los síntomas de retención de CO2 (hipercapnia) pueden incluir latidos cardiacos rápidos (taquicardia), dificultad para respirar (disnea), piel enrojecida, confusión, dolores de cabeza y mareos. Sin embargo, a menos de que tu cubrebocas sea ajustado y lo uses por un período prolongado, hay poco riesgo de padecer este problema. "Para la mayoría de las personas, usar pañuelos o cubrebocas quirúrgicos los pone en poco o ningún peligro por respirar cantidades insalubres de dióxido de carbono", dice Graham.

 

Si experimentas alguno de los síntomas asociados con la retención de CO2, Graham sugiere que te quites el cubrebocas y respires profundamente, sin olvidar mantener la distancia social recomendada. Es una solución a corto plazo, pero MacKenzie recomienda aprender a controlar la respiración para desarrollar tolerancia al CO2.

 

Para ayudar a fortalecer tus pulmones con el tiempo y aumentar tu tolerancia al dióxido de carbono, estos cuatro consejos pueden ayudarte.

 

1. Ejercicio

"[El ejercicio] aumenta el dióxido de carbono, por eso respiramos más cuando hacemos ejercicio", dice MacKenzie. En un estudio se explica que es normal quedarse sin aliento durante el ejercicio, pero el ejercicio regular puede aumentar la fuerza y ​​la función de los músculos. "Tus músculos necesitarán menos oxígeno para moverse y producirán menos dióxido de carbono", dicen en el estudio. "Esto reducirá de inmediato la cantidad de aire que necesitarás inhalar y exhalar al hacer ejercicio".

 

El ejercicio es importante porque requiere más actividad metabólica. "Eso se optimizaría al hacer cosas que sean de naturaleza aeróbica, como caminar y correr". También puedes aumentar la actividad metabólica a través de ejercicios de fuerza; "recoger cosas pesadas de vez en cuando es fundamental y se puede hacer de diferentes maneras y a través de diferentes modalidades", que pueden ser pesas en el gimnasio o simplemente desarrollar un ejercicio casero con algún objeto con el peso suficiente como para ejercitarte.

 

2. Respiración

Para aumentar la conciencia del músculo del diafragma, Graham recomienda practicar la respiración diafragmática, la respiración abdominal y la respiración profunda simple. "Estas técnicas te ayudan a alcanzar la capacidad total de tus pulmones". Para lograrlo:

  • Cuenta cuánto tarda tu respiración natural, dentro y fuera.
  • Agrega lentamente un conteo más a cada inhalación y exhalación.
  • Hazlo hasta que puedas extender cómodamente el tiempo que te toma llenar y vaciar tus pulmones.

 

MacKenzie señala que aprender a controlar la respiración aumentará tu tolerancia al CO2, lo que incrementará tu capacidad de usar cubrebocas. También puede ayudar a reducir el pánico asociado con su uso.

 

3. Mejora tu postura

Ciertas posturas pueden interferir con la respiración. Para evitar esto, Graham sugiere cuidar tu postura en todas tus actividades, incluso cuando no estás sentado. Lo más importante es que no te encorves. 

 

4. Mantente hidratado

Mantenerse bien hidratado es importante por varias razones, incluida la respiración. Graham explica que beber agua durante todo el día ayuda a mantener húmedos los revestimientos de la mucosa de los pulmones, lo que los ayuda a funcionar mejor.

 

Con información de mindbodygreen