Ante los cambios que estamos enfrentando nos interesa saber tu opinión, ayúdanos a mejorar nuestro contenido.

Principal

Aprende a evitar el contagio emocional y cuida tu salud mental

Mayo 18, 2020


Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Recomendaciones para evitar absorber las emociones negativas que te rodean

En esta etapa crítica que se vive en todo el mundo es muy importante mantener la salud y evitar el contagio de covid-19, pero además, es fundamental que tu mente y tus emociones también estén saludables, pues recuerda que todo está conectado, todo debe estar equilibrado para que conserves tu bienestar en todos los aspectos. 

 

Es un hecho que las emociones se contagian, por eso, cuando te relacionas con personas que tienen cierta carga emocional, ya sea positiva o negativa, puede pasar que termines por sentir esas mismas emociones

 

Cuando se trata de algo positivo, como la alegría y la esperanza, está perfecto que te dejes contagiar pero, por el contrario, cuando lo que te rodea son emociones de energía baja, como la tristeza, el enojo o el miedo, es importante que no te dejes contagiar por ellas. 

 

Para ello, así como fortaleces el sistema inmunológico de tu organismo para evitar el contagio de enfermedades, es necesario que tengas un “sistema inmune emocional” fuerte, lo cual evitará que esas emociones de energía baja afecten tu estado anímico y tu salud tanto mental como emocional.

 

Las siguientes son algunas recomendaciones para evitar el contagio emocional cuando te rodean emociones negativas, como en el momento actual, en el que muchas personas experimentan angustia, incertidumbre, soledad, tristeza, desesperación y miedo. No te dejes contagiar por ello y procura vibrar en positivo.

 

Sé consciente de tus emociones

Desafortunadamente, las emociones negativas se suelen contagiar más fácilmente que las positivas. Una forma de evitar ese contagio es ser consciente de tus propias emociones: ¿cuáles están más presentes en tus días? ¿cuáles le contagias tú a los demás? ¿con cuáles te identificas?

 

Si notas que alguna emoción, como el miedo, que es tan común en estos momentos, se empieza a apoderar de ti, sé consciente de por qué lo sientes: ¿es porque realmente tienes miedo de algo, o sólo reflejas en ti el miedo de los que te rodean? Al reconocer, aceptar y dejar fluir tus emociones te será más fácil identificar esos posibles contagios para evitarlos.

 

Dirígete hacia lo positivo

Lo que le da fuerza a las emociones negativas es cuando no dejas de darles vueltas y haces cada vez más profundo el abismo al que te conducen. Así que está bien sentirte triste a veces, es normal que lo desconocido te dé miedo, pero lo que no está bien es que te hundas en esa tristeza ni que dejes que ese miedo te paralice.

 

Cuando notes que una emoción negativa comienza a anidar en ti, no la dejes quedarse mucho tiempo; reconócela, acéptala, analiza qué la ocasiona, actúa para cambiar esa causa y déjala ir.

 

Por último, enfócate en lo positivo. Piensa en todo lo que tienes, lo que has logrado, lo bueno, por pequeño que sea, que ha ocurrido a lo largo de tu vida. Sonríe aunque creas que no tienes un motivo, e incluso sin tener ganas de hacerlo; verás cómo el solo hecho de poner una sonrisa en tu cara empieza a mejorar tu ánimo de inmediato. 

 

Aléjate de las críticas, los chismes y los juicios

Si hay algo que te enferma y envenena emocionalmente es pasar la vida en juzgar o criticar a los demás, o crear y difundir chismes o rumores sobre los otros. Todo esto es muy negativo y te hunde en la negatividad, lo cual te hace propenso al contagio de emociones de energía baja.

 

Así que en vez de eso, procura ser amable, evita los chismes y a la gente chismosa, y en vez de juzgar o criticar, sé empático, ponte un momento en los zapatos de las otras personas y trata de comprender por qué son como son y por qué actúan de la forma en que lo hacen. Esto te mantendrá en una vibra positiva y difícilmente te contagiarás de lo negativo que haya a tu alrededor. 

 

Enfócate en lo bueno y en lo positivo

Se dice que para vivir en paz, en lugar de quejarte y atacar lo que no te gusta, es mejor que te dediques a promover lo que te gusta. Y esto aplica cuando se trata de evitar el contagio de emociones negativas.

 

Para empezar, aprende a reconocer y enaltecer todo lo bueno que hay en ti, en tu personalidad, en tus habilidades, actitudes, aptitudes y acciones. Sin que te des cuenta, al hacer esto empezarás también a ver lo bueno que hay en los demás y tu vibración energética será mucho más alta; así, difícilmente te contagiarás de una emoción negativa.

 

Aprende a comunicar tus sentimientos negativos

Aunque no es deseable sentirlas, es un hecho que las emociones negativas existen y forman parte de la vida, así que en algún momento las vas a experimentar. El secreto está en que aprendas a manejarlas y externarlas, de modo que no te dañen a ti ni a quienes te rodean.

 

Si te las guardas, acabarán por afectarte cuando el dolor que causan se acumule; y si explotas y estallas contra quien esté contigo, descargarás tu frustración en esa persona que quizá ni siquiera tenga que ver con lo que te ocurre.

 

Por eso, lo ideal es que aprendas a externar esas emociones de forma adecuada. Para empezar, trata de reducir su intensidad al respirar profundamente durante algunos minutos; esto te ayuda a calmarte y ver las cosas más clara y objetivamente. 

 

Luego, encuentra la manera de externar tu sentir y desahogarte de la forma más constructiva posible, sin que te hagas daño ni hacérselo a los demás. Hay a quienes les funciona hablar con alguien de confianza, salir a caminar, hacer un poco de ejercicio, escribir lo que sienten… ¿Qué es lo que te hace bien a ti? ¿qué te tranquiliza en momentos así?