Principal

Conoce los usos y beneficios de las energías renovables

Time

7 minutos de lectura

Recientemente, se ha empezado a crear conciencia para enfrentar y detener el impacto ambiental que ha tenido la actividad humana a lo largo de la historia. Así, se realizan esfuerzos para cambiar hábitos y costumbres, con el fin de cuidar del entorno y tener una mejor calidad de vida.

 

Este nuevo estilo de vida amigable con el medioambiente incluye el uso de energías renovables, que además de provenir de recursos naturales prácticamente ilimitados, se caracterizan por ser la opción más limpia y ecológica, debido a sus escasas emisiones de carbono y a su bajo impacto ambiental.

 

El desarrollo de las energías limpias, entre las que destacan la del Sol, del viento y de las corrientes de agua, es muy necesario en la lucha contra el cambio climático. Por ello, es importante conocer las energías renovables que existen, para aprovechar aquellas que estén al alcance del ámbito doméstico.

 

Energía solar

Como su nombre indica, se obtiene de los rayos solares y se ha convertido en una de las mejores alternativas, debido a que es un recurso ilimitado, a la versatilidad de sus usos y a los costos que reduce, tanto en gasto monetario como en impacto ambiental.

 

La energía solar se utiliza principalmente para obtener energía eléctrica, tanto de uso público e industrial como doméstico, para sustituir el gas en los calentadores de agua, así como para hacer funcionar sistemas de aire acondicionado, de calefacción y de riego. Además, se trabaja en proyectos de automóviles impulsados por energía solar y existen diversos gadgets que funcionan gracias a la energía del Sol. 

 

Te puede interesar: Lo que necesitas saber sobre la energía solar

 

Energía eólica

Este tipo de energía se obtiene al explotar la fuerza del viento para transformarla en electricidad. Para ello, es necesario instalar postes de entre 50 y 80 metros de altura, con aspas que son giradas por el viento, además de un sistema que se encarga de transformar la energía cinética producida por el viento en energía mecánica, para que después un generador convierta esa energía mecánica en energía eléctrica.

 

Países como Irlanda, Dinamarca, Israel, Italia, Japón, Canadá y Alemania son los que lideran el uso de energía eólica en el hogar. Sin embargo, esta posibilidad no ha sido muy difundida, debido al alto costo inicial que implica una instalación para obtener energía del viento (al menos 10 mil dólares). Así que su uso se da más en los sectores público e industrial. 

 

Una desventaja de esta modalidad energética es que sus instalaciones pueden afectar a las aves, en especial a las de hábitos nocturnos, ya que muchas veces no ven las aspas giratorias, que pueden alcanzar velocidades de hasta 70 kilómetros por hora, chocan contra ellas y salen muy lastimadas o incluso les provoca la muerte. 

 

Energía hidráulica o hidroeléctrica

Se obtiene de los ríos y corrientes de agua dulce y se basa en el aprovechamiento de la caída del agua desde cierta altura para producir energía eléctrica. Durante la caída del agua, la fuerza de su movimiento se convierte en energía cinética y mueve una turbina que permite aprovecharla y transformarla en electricidad.

 

Este recurso puede obtenerse directamente de la naturaleza; por ejemplo, al utilizar las caídas de agua de cataratas y cascadas. O bien, se puede obtener mediante la construcción de presas, donde se hace uso de la corriente de un río. Cuando se quiere producir energía, parte del agua almacenada en la presa se deja salir para que mueva una turbina engranada con un generador de energía eléctrica. Por sus cualidades, este recurso sólo se utiliza en el ámbito público.

 

Energía geotérmica

La energía geotérmica es la energía calorífica contenida en el interior de la Tierra. Este calor es liberado naturalmente por los procesos de descomposición nuclear de los elementos radiactivos dentro del núcleo, el manto y la corteza terrestres. 

 

Con la crisis del petróleo, el interés por la energía geotérmica ha crecido en todo el mundo, y su uso como fuente de energía eléctrica aumenta alrededor de 9% cada año. El principal aprovechamiento de esta fuente de energía es el industrial, para obtener electricidad que es capaz de alimentar a ciudades enteras, aunque para ello se requiere una gran inversión.

 

Energía mareomotriz

Es aquella energía que se obtiene de las mareas, al aprovechar el ascenso y descenso del agua del mar. Una central mareomotriz consiste en un dique con compuertas. Cuando la marea sube, se abren las compuertas y se deja pasar el agua hasta que llega a su máximo nivel. Luego se cierra el dique para retenerla y se espera a que el mar baje, lo que produce un gran desnivel. Esta altura es aprovechada para hacer pasar el agua por las turbinas y generar electricidad. 

 

La instalación mareomotriz más importante del mundo es la central del río Rance, en Francia, la cual produce 600 millones de kilowatts por hora, suficiente para cubrir el 45% del consumo eléctrico de toda la Bretaña francesa, la región del país con mayor territorio costero. 

 

Energía undimotriz

Es la que se obtiene del movimiento de las olas del mar, y son pocos los lugares del mundo en donde se utiliza. Este tipo de energía presenta un factor de capacidad alto, es decir, la producción de energía es constante. Además, se trata de un recurso ilimitado, pues el agua del océano siempre está en movimiento. 

 

Biogás

Es la energía que se extrae directamente de la materia orgánica, a partir de la biomasa. La biomasa incluye plantas, restos de animales, madera y algas, entre otros elementos orgánicos. Cuando estos desechos se descomponen, generan gases que se pueden usar como combustible, principalmente el gas metano.

 

Este tipo de gas se emplea para producir energía eléctrica mediante turbinas o plantas generadoras a base de gas, así como para sustituir el gas elaborado con petróleo (LP) que tradicionalmente se usa en las casas para estufas y calentadores de agua, principalmente. Además, al realizar algunas adaptaciones, también se puede utilizar en los motores de los coches, en lugar de la gasolina derivada del petróleo.

 

Te puede interesar: ¿Te imaginas si tu coche funcionara gracias al nopal?

 

Bioetanol

El bioetanol, también conocido como etanol o bioalcohol, es una variedad de biocombustible, es decir, es un combustible orgánico que se obtiene mediante procesos de fermentación de productos vegetales

 

Las principales materias primas para producir bioetanol son cereales, alimentos ricos en almidón y cultivos de azúcar, como la caña de azúcar. Entre otras posibilidades, este combustible es apto para su uso en automotores y se puede utilizar en lugar de gasolina o para aumentar el octanaje de la misma.También es posible usarlo como combustible para la calefacción y el ámbito doméstico.

 

Contrario a las fuentes de energía tradicionales, como el carbón, el gas, el petróleo o la energía nuclear, cuyas reservas son limitadas, las denominadas energías limpias y renovables son ilimitadas y se adaptan a los ciclos naturales. Además, tienen la ventaja de que en cualquier región existe algún recurso para obtenerlas, sus costos son bajos en comparación con los combustibles fósiles, y lo mejor es que no dañan al medioambiente.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh